ARCHIVADO EN:

Barcelona acogerá el próximo sábado 20 de enero una movilización para exigir la unión de tranvía por la Diagonal. En opinión de la plataforma convocante, Units pel Tramvia, la conexión no se está ejecutando por “bloqueo político”. Unir el Trambesòs y el Trambaix significaría poder desplazarse en tranvía desde Badalona hasta Sant Feliu de Llobregat. El tramo que queda para que esto sea posible son los 3,8 km centrales de la Diagonal.

La marcha se iniciará en dos puntos distintos de la ciudad, a las 11.00 de la mañana. Una parte de los manifestantes saldrán de Glòries y otros de Francesc Macià, las dos zonas donde se inicia o acaba el tranvía en la ciudad a su paso por la Diagonal. Ambas manifestaciones se encontrarán una hora más tarde en la plaza de Mossèn Jacint Verdaguer, un punto intermedio a la altura del paseo de sant Joan, donde ahora no llega el tranvía.

La concentración incorporará un maqueta de tranvía gigante para reclamar su puesta en marcha y a lo largo del recorrido se inaugurarán de manera simbólica las paradas de que dispondría el tram. En función de la asistencia a la marcha, ésta se hará por la calzada o por la acera. Metrópoli Abierta ya avanzó el pasado 5 de enero qué había detrás de esta convocatoria.

REDUCIR LA CONTAMINACIÓN

Una de las entidades que apoya la manifestación es la Federació de Veïns i Veïnes de Barcelona (FAVB). Su representante, Susana Pascual, ha recordado que el tranvía es un medio de transporte que ayudará a reducir la contaminación. “La contaminación provoca la muerte prematura de 3.500 personas en el área metropolitana y de 600 en Barcelona”, afirma. Además de la FAVB, entre las entidades que hay detrás de la marcha están Barcelona Camina, el Bicicleta Club de Catalunya (BACC), los sindicatos CCOO y UGT  y la Promoció del Transport Públic (PTP).

El presidente de la PTP, Ricard Riol, ha dicho que es el momento de poner fin al boicot al tranvía que hay en el Ayuntamiento de Barcelona por parte de algunos partidos políticos. Riol no ha querido dar siglas, pero uno de los grupos municipales a los que se refería era el PDeCAT. Xavier Trias defendía en tiempos del alcalde Jordi Hereu la unión del tranvía por la Diagonal y ahora, en cambio, apuesta por el bus eléctrico.

Según Riol, los estudios que dicen que la conexión del tranvía por la Diagonal no es eficiente o viable lo que buscan "es boicotear el proyecto". “La Diagonal es la única gran calle de la ciudad que no tiene transporte ferroviario. Es una vía sobre la que pivota la unión de distintas poblaciones del Baix Llobregat y el Besòs”, opina el experto en movilidad, para quien la prolongación del tranvía "es una decisión metropolitana" y "no de la Diagonal o de los comerciantes de esta calle".

“Lo que no puede contradecir ningún estudio es que el tranvía multiplica por tres la capacidad del autobús más grande. Tenemos hechos 28 km de vías. Nos quedan por hacer 3,8, los de la Diagonal. Cuando tengamos estos kilómetros construidos, la demanda por ir tranvía se multiplicará”, asegura Riol. Interpelado sobre otras opciones, como hacer el tranvía subterráneo o por Comtes d'Urgell, Riol lo ha descartado.

1.000 MILLONES DE DESPLAZAMIENTOS

CCOO ha recordado que en el área metropolitana de Barcelona se producen en un año más de 1.000 millones desplazamiento. "Es muy necesario ampliar el transporte público. Y hay que empezar a hacerlo por el tranvía. Es el sistema de transporte más económico. Y unir el tranvía por la Diagonal es la forma más corta".

La conexión del tranvía por la Diagonal es uno de los proyectos estrella de Ada Colau, pero ahora se encuentra en vía muerta. No cuenta con el apoyo ni de CiU, PP y ni Ciudadanos. ERC y CUP están a favor, al igual que el PSC, aunque los socialistas piden hacer una reflexión sore toda la movilidad de la ciudad antes de tomar una decisión por dónde se tiene que hacer la conexión.

Por el momento, ninguno de los partidos favorables a la conexión por la Diagonal del tranvía han confirmado la asistencia a la convocatoria del sábado.