Las obras de la estación de metro de Ernest Lluch de la L5, en Collblanc, llegan a la recta final. Fuentes cercanas al proyecto explican que la parada se pondrá en funcionamiento antes de verano de este año, aunque precisan que no todavía no hay una fecha concreta.

VISITA

Precisamente, este jueves, 18 de marzo, el conseller de Territori i Sostenibilitat en funciones Damià Calvet, la alcaldesa de L'Hospitalet del Llobregat Núria Marín y la regidora de Movilidad de Barcelona y presidenta de TMB Rosa Alarcón visitan la nueva estación

SIETE AÑOS LAS OBRAS PARADAS

La construcción acumula años de retraso. Tras ejecutarse buena parte de la obra civil, entre los años 2008 y 2012, los trabajos se pararon durante siete años por la crisis y se retomaron en 2019.

Según publicó en Twitter el exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, a finales de 2018, la nueva estación había costado hasta entonces 57 millones. Ahora, la cifra puede superar de largo los 70 millones, a tenor de las últimas licitaciones. El departamento de Territori i Sostenibilitat no ha atendido a los requerimientos de este medio. 

ENTRE COLLBLANC Y PUBILLA CASES

La nueva estación tendrá tres niveles (andenes, vestíbulo y calle) y contará con dos accesos en la carretera de Collblanc. Uno de ellos estará situado en Barcelona y otro en L'Hospitalet. La instalación de Ernest Lluch estará entre las paradas de Collblanc y de Pubilla Cases. Ahora, ambas, están separadas por 1.200 metros y lo habitual es que la distancia entre las estaciones de metro sea de 700 a 800 metros. 

15.000 PERSONAS DIARIAS

La parada tendrá un flujo de viajeros diario de 15.000 personas, de las que un 15% corresponderán a intercambios con el tranvía. La estación será punto de conexión con las líneas T1, T2 y T3 del TramBaix.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.