Las compañías públicas de transportes de Barcelona se han volcado el último año en la exhaustiva limpieza de todos los espacios públicos, de los vehículos y medios de transporte que se hacen servir cotidianamente.  Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la compañía responsable de la red de autobuses y Metro, ha echado mano de los más innovadores métodos de desinfección y utiliza no sólo luz ultravioleta para matar virus, sino robots de última generación e investiga iniciativas para hacer más efectiva la labor de esterilización del aire y de las superficies, como un nuevo biocida expendido en vaporizador que mantiene su efecto desinfectante durante una semana.

Según explican fuentes de TMB a Metrópoli Abierta, “se están probando nuevas técnicas innovadoras para mejorar aún más los procesos de limpieza y desinfección de la red de Metro con luz ultravioleta UV-C. Una prueba se ha desarrollado en los pasamanos de dos escaleras mecánicas, donde los rayos ultravioletas esterilizan constantemente la superficie de contacto”. También se han usado robots para aplicar esta luz “en el interior de los trenes y en dependencias internas de la Línea 5. Estas técnicas están en fase de evaluación coste-efectividad antes de decidir sobre su adopción”.

DESINFECIÓN DEL AIRE CON LUZ

Ese tipo de luz es uno de los métodos más eficaces que se conocen para acabar con el Covid. Su uso está bastante generalizado en entornos profesionales médicos y en la industria alimentaria y sirve también para desinfectar el aire. Se trata de emitir luz ultravioleta de onda corta a través de lámparas o luces de led para desinfectar. Su uso, avalado por estudios científicos de Japón y Estados Unidos, representa un coste mínimo y está recomendado para recintos en los que puedan encontrarse aglomeraciones de gente. Su radiación destruye el material genético del virus pero debe manejarse con precaución, ya que es peligrosa para los seres vivos. Por eso, la limpieza en los interiores de vagones o en espacios se ha de realizar sin gente dentro de los mismos, según subrayan las mismas fuentes, puesto que no puede aplicarse directamente en personas o animales. Sin embargo, es muy eficaz instalando las lámparas en los conductos de climatización y haciendo circular el aire por los mismos.

Un robot desinfecta una estación con UV-C / TMB
Un robot desinfecta una estación con UV-C / TMB

El producto básico para la desinfección del Metro, sin embargo, es el Suma Bac 10, un detergente desinfectante de uso profesional “que se aplica según las instrucciones de trabajo que indican el grado de concentración y el método a seguir por parte de los operarios”. Este producto es frecuentemente utilizado en restauración debido a su alto poder desinfectante.

LIMPIEZA EXHAUSTIVA

Desde la compañía se indica que los trenes se limpian y desinfectan en las cocheras cada noche, al terminar el servicio. “En las estaciones, el procedimiento sobre superficies de contacto se aplica dos veces cada día”, añaden las fuentes. En la red de Metro, se tratan todas las superficies de uso compartido, como los asientos de los vagones y las estaciones, los pasamanos y las barandillas, así como los dispositivos de accionamiento (pomos y tiradores de las puertas), pulsadores, botones de ascensores, validadores y máquinas de venta. “La desinfección se aplica también a las dependencias de los empleados, como las cabinas de las estaciones y los aseos”, explican.

En el tratamiento de los autobuses, las medidas son diferentes, pero no por ello menos exhaustivas. Para los vehículos de superficie, el producto estrella es el hipoclorito sódico diluido como biocida “siguiendo también una instrucción que precisa el grado de concentración y el modo de aplicación: el proceso es siempre desde el interior del vehículo hacia la zona de la puerta de entrada”. El hipoclorito sódico es lejía y es utilizada tradicionalmente para desinfectar superficies inanimadas. Su utilización en determinados estados de alerta ya se realizó para combatir el contagio en los casos de ébola.

Desinfección de la cabina de una estación de metro / TMB
Desinfección de la cabina de una estación de metro / TMB

LOS BUSES, CADA NOCHE

Para la limpieza de los asientos de los conductores se utiliza esa misma solución desinfectante para repasar los mandos, el salpicadero, el asiento del conductor, el pupitre, el exterior de los armarios auxiliares, los mandos de accionamiento de las puertas, los lugares de cobro, el sistema de comunicación y las mamparas.

En la zona de viajeros, la desinfección se centra en los lugares susceptibles de ser más rozados por los ciudadanos, como las barras verticales y de sujeción, los asientos, los reposabrazos, los mandos de accionamiento de las puertas, los timbres, las repisas, los marcos y los dinteles perimetrales de las puertas y ventanas. Según explican las fuentes citadas, la desinfección de los vehículos se realizan todas las noches por personal especializado y dotado con equipos de protección.

Desinfección de una escalera automática del servicio de metro / TMB
Desinfección de una escalera automática del servicio de metro / TMB

A LA ESPERA DE LA LICENCIA

TMB, aseguran fuentes de la empresa, “continúa investigando y contrastando iniciativas para incorporar en su proceso de desinfección los métodos más eficaces y avanzados”. Ponen como ejemplo la participación de la compañía en el proyecto comunitario CD-Clean EIT Urban Mobility, financiado con fondos de la Comisión Europea a través del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología. Este proyecto desarrolla un nuevo desinfectante vaporizado de efecto prolongado. “Las pruebas y ensayos realizados en las diferentes partes (barras, pulsadores, asientos, etc.) de estaciones de metro, trenes y autobuses han dado un buen resultado acreditando que una vez aplicado el producto mantiene su capacidad contra la Covid-19 un mínimo de una semana. En la actualidad, se está a la espera del registro oficial del producto a nivel europeo para que pueda ser incorporado como biocida”.

Limpieza de los asientos en un vagón de la L5 / TMB
Limpieza de los asientos en un vagón de la L5 / TMB

La empresa pública de transportes de Barcelona destinó más de 14 millones de euros desde marzo del año pasado para garantizar la limpieza de sus vehículos e instalaciones. Un portavoz de la compañía señala a este diario que “desde el inicio de la emergencia sanitaria, se aplican procedimientos extraordinarios de limpieza de los vehículos y las instalaciones que se han ido adaptando a los criterios y recomendaciones dictadas por las autoridades, en especial por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana”. Estos procedimientos, añaden, “se han añadido a las labores de limpieza ordinaria e incluyen una atención especial a los filtros y la desinfección diaria con agua, detergente y productos viricidas autorizados para uso ambiental en los espacios colectivos, especialmente de todos los elementos susceptibles de ser tocados con las manos”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.