El pasado domingo 19 de agosto, se vivieron momentos de incertidumbre y nerviosismo en la estación de metro 'La Barceloneta'. Alrededor de las 16h, el gran volumen de turistas y barceloneses que volvían de la playa y querían acceder a la estación fue demasiado para las puertas eléctricas del metro de La Barceloneta, que se colapsaron durante varios minutos. 

La ininterrumpida entrada y salida de turistas provocó que las puertas de colapsaran y dejaran de funcionar durante varios minutos. Algo que ocasionó un embudo en la entrada y minutos de caos entre los turistas y locales que se hacinaban en el interior. Una vez arreglado, el volúmen de pasajeros en el interior del metro volvía a ser un problema. El calor y los empujones volvían a ser protagonistas entre los usuarios. 

 

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.