ARCHIVADO EN:

El teniente de alcaldía de Seguridad, Albert Batlle, y la concejal de movilidad, Rosa Alarcón, han presentado este miércoles los datos de siniestralidad de Barcelona en 2020.

Acompañados del jefe de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, y el director de Movilidad, Adrià Gomila, han destacado la caída de los siniestros en la capital catalana durante el pasado año debido a la pandemia de coronavirus.

FALLECIDOS

Batlle ha remarcado la "excepcionalidad" marcada por la pandemia, y su influencia en el descenso de los fallecidos y los heridos de gravedad. El pasado año se registraron 14 muertos, respecto a los 22 con los que finalizó 2019. Sobre el total, la mitad fueron motoristas, cuatro viandantes, un ciclista, un conductor de turismo y un usuario de patinete eléctrico. Hasta 12 de los 14 fallecidos fueron hombres.

Barcelona cerró 2020 con 141 heridos graves, una cifra que supuso una caída del 38% respecto a 2019, y la más baja registrada en los últimos 16 años.

Entre las causas de los siniestros en vehículos, destacan "la falta de atención, no respetar las distancias de seguridad y el incremento de velocidad". Por su parte, los viandantes fueron responsables de "no respetar los semáforos ni los pasos de cebra".

ACTUACIONES

El concejal de Seguridad también ha incidido en la elevada siniestralidad debido al consumo de alcohol. Durante el pasado año, la Guardia Urbana realizó 30.045 alcoholemias, de las que 4.966 resultaron positivas y 1.003 se trataron por la vía penal. En cuanto a la presencia de drogas entre los conductores, la policía barcelonesa llevó a cabo 2.600 drogotest, más de 1.400 con resultado positivo.

Las captaciones por radares se dispararon en 2020. El pasado año se realizaron 604.104 fotografías, respecto a las 347.173 de 2019.

'LEVANTAR EL PIE DEL ACELERADOR'

Alarcón ha insistido en que "en Barcelona se tiene que levantar el pie del acelerador". La regidora de movilidad ha recordado que un descenso de la velocidad supondría un menor nombre de fallecidos y heridos graves, y ha insisitido en convertir a la capital catalana en una "ciudad 30".

La concejal socialista ha anunciado que la próxima semana se presentarán "propuestas para reducir la velocidad en la ciudad", entre las que se encontrarán la implantación de nuevos radares después de un 2020 en el que no se ha instalado ninguno.

PREVENCIÓN

Velázquez ha destacado que, en 2021, la Guardia Urbana quiere "mantener el foco en la prevención". En este sentido ha anunciado el inicio de una campaña con "ocho cápsulas audiovisuales" donde se mostrarán los principales siniestros en Barcelona, con el objetivo de "impactar" al espectador.

El jefe de la Urbana ha explicado que estos vídeos se difundirán en los "medios online municipales", y que han contado con la colaboración de los colectivos PAT y Stop Accidents.

Entre las tareas de investigación para las que se están formando los agentes respecto a la siniestralidad, se encuentra el "estudio de las cajas negras de los vehículos" privados, que serán obligatorias para las primeras matriculaciones a partir de 2022.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.