ARCHIVADO EN:

El coronavirus está golpeando con dureza el sector del taxi de Barcelona. Once conductores han fallecido en las últimas semanas a causa de la pandemia, según señalan a este medio diferentes fuentes del sector. Varios trabajadores, que estos días transportan a sanitarios de forma gratuita, se encuentran ingresados tras contagiarse por Covid-19.

Los conductores fallecidos tenían entre 35 y 65 años. Uno de ellos, cerca de la cuarentena, era diabético, por lo que la enfermedad habría complicado su estado de salud. Otro profesional se habría contagiado en un viaje al aeropuerto después de transportar a una persona de nacionalidad italiana

UN DÍA DE TRABAJO A LA SEMANA

Considerado servicio esencial, los taxis siguen circulando en Barcelona, aunque lo hacen con un servicio muy reducido, concretamente, a un 20%. Los conductores, que solo pueden llevar a un pasajero, trabajan un día a la semana y se organizan con una regulación horaria excepcional establecida mientras dure el confinamiento. También se han puesto en marcha servicios solidarios para llevar a médicos y enfermeros. 

Múltiples taxis estacionados en una calle de Barcelona / EP
Un taxi circula por Barcelona , en una imagen de archivo

El pasado domingo, el departamento de Salud detectó que muchos sanitarios no disponían de taxis por la noche para volver a sus casas y pidió más conductores a la Autoritat Metropolitana de Barcelona (AMB). El consorcio instó a las asociaciones del taxi a enviar más trabajadores a la calle para recoger al profesional médico. 

SIN MASCARILLAS

Un taxista recuerda que durante los primeros días de confinamiento los taxistas salían a trabajar "a pecho descubierto". La situación tampoco ha cambiado demasiado. No todos los conductores han podido comprar una mascarilla. El AMB o l'Institut Metropolità del Taxi, aseguran, tampoco les ha facilitado material de protección. "Si no tienen los hospitales, entiendo que nosotros menos", se resigna este conductor.

Luis Berbel, presidente del Sindicat del Taxi de Catalunya, asegura que las protecciones que llevan los conductores las han adquirido ellos mismos. "Hace pocos días algunas asociaciones aportaron material de protección de forma gratuita", explica. Berbel avanza que el Ministerio de Transporte ha habilitado un mecanismo para distribuir mascarillas a través de correos para los taxis.

MAMPARAS DE METACRILATO

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha hecho público este viernes 3 de abril una resolución en el Boletín Oficial del Estado a través de la cual decreta el envío de mascarillas a los trabajadores del sector del transporte terrestre, incluidos los taxistas y los conductores de VTC. El ministerio recuerda la necesidad de respetar las distancias de seguridad entre conductor y pasajero y recomienda la instalación de mamparas de protección.

taxi mampara 3
Mampara de plástico instalada hace unos días en un taxi de Barcelona / ÉLITE TAXI

En Barcelona, los taxistas ya están empezando a instalar mamparas improvisadas pagándolas de su bolsillo. La empresa Taxitronic, encargada de fabricar los taxímetros, y un tapicero de la ciudad, habilitan estas protecciones de plástico y metacrilato. Muchos conductores optan por esta solución para, de algún modo, preservar la distancia. Élite Taxi, la asociación mayoritaria, informa a sus trabajadores que el IMT recibirá en breve el material de protección necesario para aquellos taxistas que decidan ofrecer  servicio de primera necesidad.

CRISIS PARA EL SECTOR

La asociación señala que está siendo complicado cubrir los servicios esenciales. Son muchos los taxistas que deciden no trabajar debido a la falta de material y por miedo a contagiar a alguien de su entorno. Otros muchos sí que siguen saliendo, exponiéndose al contagio. 

"Son tiempos de cuidarnos los unos a los otros y de ser comprensivos y solidarios. No nos tiembla el pulso para hacer autocrítica o señalar a alguien, y ahí está la historia para demostrarlo. Cuando termine esta pesadilla será el momento de demostrar para lo que sirve una aplicación de taxis pública, pero eso ya vendrá. Ahora no es el momento", escribía Élite en una nota reciente dirigida a sus asociados.

El sector afronta, ahora, una dura crisis con final incierto. Los taxistas viven pendientes, también, como miles de autónomos, de saber si podrán recibir las ayudas que el Gobierno prepara para mitigar el impacto económico de esta pandemia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.