El gobierno municipal, liderado por Ada Colau, continuará su plan contra el coche durante el próximo curso político 2020-21. Según ha anunciado la alcaldesa, este hecho responde a una “ambiciosa transformación del modelo de espacio público”, favoreciendo a los peatones y al transporte público y reduciendo progresivamente la presencia de los coches y motocicletas.

La alcaldesa también se ha mostrado preocupada porque los problemas de contaminación no vuelvan a los niveles anteriores a la pandemia, algo que ya está sucediendo. De ahí que se matengan una parte importante de las medidas restrictivas en clave de movilidad contra los vehículos motorizados en la ciudad.

Así lo han anunciado en una rueda de prensa la primera edil, la segunda teniente de alcaldía, Janet Sanz, y la concejal de Movilidad, Rosa Alarcón, que han presentado este jueves el nuevo programa de medidas del Ayuntamiento de Barcelona en materia de movilidad, que empezarán a partir de octubre.

URGENCIAS CONTRA LA CONTAMINACIÓN

Tras la finalización de las restricciones de la movilidad generadas por la emergencia sanitaria y la recuperación de las actividades, especialmente a partir de septiembre, el Ejecutivo local ampliará las medidas realizadas hasta ahora con nuevas intervenciones.

Sanz, Colau y Alarcón, en la rueda de prensa de este jueves / AY. DE BCN
Sanz, Colau y Alarcón, en la rueda de prensa de este jueves / AY. DE BCN

El objetivo es transformar progresivamente el espacio público para convertir Barcelona en una “ciudad más saludable y más humana y de distancias cortas”, según ha explicado Sanz. El fin de todo ello es volver a encaminar la movilidad hacia una mirada más sostenible, como el ir a pie, en transporte público o en bicicleta. 

COSTE DE ALGO MÁS DE 2M

El abanico de actuaciones incluye la ampliación de aceras en Ronda Universitat y Pelai; siete intervenciones de mejora de carriles bus, sumando nuevos tramos de doble carril en la Diagonal y Gran Vía; y dos nuevos carriles bici, uno de ellos en la calle Aragó y otro en el paseo de la Zona Franca, desde la plaza Cerdà hasta la calle Motors.

Mapa con algunas de las actuaciones en clave de movilidad del Ayuntamiento / AY. DE BCN
Mapa con algunas de las actuaciones en clave de movilidad previstas a partir de otoño / AY. DE BCN

También se recuperarán la mayor parte de los cortes viarios del periodo de emergencia, consolidando las restricciones a 34 vías secundarias e incorporando definitivamente en el programa Obrim Carrers, la via Laietana, la carretera de Sants-Creu Coberta y el paseo de Sant Joan-Pi i Margall, que se cerrarán al tráfico cada fin de semana, a partir del próximo otoño. El coste de estas actuaciones será de unos 2,17 millones de euros, ha informado el consistorio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.