Vehículos en vía Augusta / GM
Vehículos en vía Augusta / GM

Colau recrudece el asedio al coche en vía Augusta

El Ayuntamiento continúa un carril bici que suprimirá más espacio al vehículo privado

Guardar
Periodista

El Ayuntamiento de Barcelona insiste en cumplir su previsión de carriles bici al finalizar el presente mandato. Los 245 kilómetros de ciclovías actuales pasarán a ser 308 kilómetros a mediados de 2023 si se respetan las previsiones municipales.

Estos nuevos espacios se repartirán por toda la ciudad, incluyendo la implementación de éstos en arterias principales de la capital catalana. Una de ellas es la vía Augusta, donde se extenderá el carril ya proyectado entre las confluencias de las calles de Laforja y de Ganduixer.

El nuevo trazado continuará el espacio para bicicletas de carácter unidireccional desde el cruce de vía Augusta con Ganduixer hasta alcanzar el enlace con la calle de Dolors Monserdà, y volverá a suprimir espacio al vehículo privado.

DOLORS MONSERDÀ-HORT DE LA VILA

Según indica el proyecto ejecutivo, el nuevo carril bici se dividirá en diversos tramos, cubriendo el primero de ellos el espacio comprendido entre las confluencias de la calle de Dolors Monserdà y el paseo de la Bonanova. En subida, se eliminará el carril de servicios, reubicando las plazas de aparcamiento de vehículos eléctricos y una plaza para personas con movilidad reducida (PMR). En el carril de bajada, se reducirá el ancho de circulación.

La seguna sección cubre el recorrido entre los cruces del paseo de la Bonanova y la calle del Hort de la Vila. En subida, la implementación del carril bici sacrificará plazas de estacionamiento y una estación de Bicing con 26 bicicletas, que será reubicada.

El tráfico rodado tendrá una mayor afectación en sentido sur, donde se suprimirá un carril de circulación para establecer la ciclovía.

Carril bici de vía Augusta, entre las avenidas Diagonal y Riera de Cassoles / AJ BCN
Carril bici de vía Augusta, entre las avenidas Diagonal y Riera de Cassoles / AJ BCN

HORT DE LA VILA - DEMESTRE

El tercer tramo conecta las confluencias de la calle del Hort de la Vila con la de Pau Alcover. En este caso, se perderá un carril de circulación en subida y se establecerá un nuevo cordón de servicios. En bajada, se suprimirán los estacionamientos de zona azul para incorporar el carril bici.

En el trayecto entre los cruces de vía Augusta con la calle de Pau Alcover y la calle de Demestre, el vehículo privado también perderá espacio de circulación y de estacionamiento.

En subida se eliminan los aparcamientos existentes, mientras que en bajada se reducirá un carril en la arteria barcelonesa.

DEMESTRE - GANDUIXER

Entre los cruces de las calles de Demestre y dels Vergós, se liquidará el carril de servicios en subida, mientras que en bajada se suprimirá el carril bus y quedarán tres carriles compartidos entre los vehículos privados y el transporte público.

Desde el cruce de la calle dels Vergós hasta la calle de Ganduixer, se eliminará el carril derecho de circulación tanto de subida como de bajada.

Vehículos en la vía Augusta / BLUE BARCELONA
Vehículos en la vía Augusta / BLUE BARCELONA

ESTACIONAMIENTO PERDIDO

La implementación de este carril bici supondrá la supresión de numerosos estacionamientos. Se perderán 35 plazas de zona azul, 57 de área verde y 64 para motos. Al mismo tiempo, las bicicletas ganarán 24 aparcamientos.

El sector del taxi también se verá afectado por la reforma. Los chóferes perderán dos paradas que no se reubicarán en otros emplazamientos.

COSTE

La ejecución de este carril bici dará continuidad al proyectado en las confluencias de vía Augusta con las calles de Laforja y de Ganduixer, una vía cuyo coste asciende hasta los 2.143.622,72 euros.

Pese a que el precio del nuevo tramo será inferior, se mantendrá una elevada partida para ejecutar los trabajos que alcanzará la cifra de 981.491,71 euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.