La Zona de Bajas Emisiones ha resultado una medida más que polémica desde su anuncio. Su extensión, los vehículos que quedan afectados o la implantación de las sanciones en plena crisis derivada de la pandemia de coronavirus, han sido objeto de debate en Barcelona.

La alcaldesa, Ada Colau, ha adoptado una vez más un posicionamiento unilateral. Obsesionada con su guerra al vehículo privado, y con la complicidad de sus socios de gobierno, la líder de los comunes en la capital catalana no está dispuesta a ceder ni un ápice ante aquellos que cuestionan esta controvertida medida.

Ante el actual escenario de crisis, la Plataforma de Afectados por las Restricciones Circulatorias (PARC) ha pedido una derogación provisional de la medida, una posibilidad que suma dos meses a la espera de respuesta.

SUSPENSIÓN TEMPORAL

La plataforma registró formalmente el pasado mes de noviembre una solicitud para que el Ayuntamiento procediera a la suspensión temporal de la ZBE. Esta petición se realizó a modo de carta dirigida a Colau, a la teniente de alcalde de Ecología y Urbanismo, Janet Sanz, y a la regidora de Movilidad, Rosa Alarcón.

En ella se pide la suspensión de la restricción con motivo de la pandemia y la crisis que ha desencadenado. El escrito remarca que esta “situación de emergencia y excepcionalidad está afectando de forma gravísima a las clases más vulnerables”, e insiste en que no se puede generar un mayor agravio “con dificultades añadidas que supongan la limitación de la movilidad”.

Además, el colectivo asegura que imponer “normativas restrictivas y represoras” en el actual contexto “es una irresponsabilidad”, y delata una “falta de hábitos democráticos”. Finalmente, insta a la alcaldesa y sus concejales a revisar la “Carta Europea de Derechos Humanos en la ciudad firmada por el Ayuntamiento en el año 2000”, que actualmente “incumplen”.

 

Manifestación contra la Zona de Bajas Emisiones en Barcelona / PARC
Manifestación contra la Zona de Bajas Emisiones en Barcelona / PARC

SIN RESPUESTA

Desde la plataforma explican que casi dos meses más tarde de registrar la solicitud, no ha “recibido respuesta”, limitándose el Ayuntamiento a afirmar que “trasladarían las peticiones a la concejalía correspondiente”.

El colectivo recuerda que ha pedido la derogación de la ZBE “hasta tener un escenario claro”, y lamenta que “nunca ha recibido una respuesta de Colau o Sanz desde el primer escrito como plataforma ciudadana en septiembre de 2016”.

Al mismo tiempo, PARC critica la complicidad de Rosa Alarcón y su grupo municipal con los comunes, y recuerda que la concejal socialista “tiene la potestad de aplazar temporalmente la ZBE y no lo hace”.

Fuentes municipales han indicado a este medio que la concejalía de Movilidad no tiene "constancia" de la petición de la plataforma para la suspensión temporal de la ZBE.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.