Tráfico en la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP
Tráfico en la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP

Colau asfixia al coche en la ronda de Sant Pere con un nuevo carril bici

El Eixample incorpora otra ciclovía que suprimirá carriles de circulación y plazas de estacionamiento

Guardar
Periodista

Los últimos meses de mandato del actual gobierno municipal en Barcelona se están traduciendo en la aprobación de numerosos carriles bici en detrimento del vehículo privado en toda la ciudad.

En algunos distritos, como el Eixample, se desarrollarán diversas ciclovías que complicarán la circulación del tráfico rodado. La calle de Mallorca contará con uno de los nuevos carriles, que comportará la pérdida de 150 plazas de estacionamiento. La nueva vía del paseo Maragall también afectará al distrito, con una rebaja de aparcamiento y carriles de circulación.

El último proyecto municipal se desarrollará en la ronda de Sant Pere, entre las confluencias con la calle de Girona y la plaza de Urquinaona. La céntrica calle barcelonesa sufrirá una transformación que se traducirá en un nuevo recorte para el vehículo privado.

GIRONA - BRUC

Según indica el proyecto ejecutivo, la iniciativa se divide en dos tramos. El primero abarca el recorrido entre las confluencias de la ronda de Sant Pere con la calle de Girona y la plaza de Urquinaona. Se perderá un carril de tráfico respecto a la disposición acutal, y el carril de servicios se limitará a un ancho de dos metros.

Autobús en una parada de la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP
Autobús en una parada de la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP

Con estas modificaciones, se perderá el actual estacionamiento de zona azul en batería y las plazas perdidas no se recuperarán.

BRUC - URQUINAONA

El segundo tramo, entre la calle del Bruc y la plaza de Urquinaona, perderá un carriles dedicado al vehículo privado y también restará uno de los dos carriles bus de los que dispone.

Durante ambos tramos, el carril bici será bidireccional, aunque contará con anchos distintos. La primera parte de la vía dispondrá de 3,5 metros de ancho, mientras que en la segunda se realizará una reducción de 30 centímetros.

Paso de cebra en la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP
Paso de cebra en la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP

APARCAMIENTO

La transformación de la ronda de Sant Pere se traducirá en la supresión de 27 plazas de estacionamiento, unos espacios que ya de por sí escasean en el centro de Barcelona. Estos aparcamientos forman parte de la zona azul de la capital catalana.

A ello se suma la retirada de dos terrazas ampliadas con motivo de la pandemia. Se reubicarán, por contra, los contenedores suprimidos y las dos plazas de parking para personas con movilidad reducida.

Vehículos estacionados en la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP
Vehículos estacionados en la ronda de Sant Pere / METRÓPOLI - RP

El carril bici tendrá una longitud de 0,32 kilómetros por cada sentido de circulación, y contará con 44 nuevos aparcabicis. El coste de la nueva vía ascenderá a 313.784,57 euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.