El cambio de ubicación de las terminales de 11 de las 15 líneas de bus regulares que tienen el inicio y el final en la ronda de la Universitat será efectivo a partir de este lunes 8 de febrero, ha explicado el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado este sábado.

Concretamente, son las líneas de Lleida-Berga-Puigcerdà (una línea), Olesa-Manresa (tres líneas), Castelldefels-Port Ginesta (una línea), las del Maresme que no son exprés (tres líneas) y las del Garraf (tres líneas).

REDUCCIÓN DEL 60%

Las paradas se trasladan a las estaciones de autobuses existentes o a ámbitos de menos afectación y con esta intervención se reducirán cerca del 60% de las expediciones que tienen lugar en este espacio.

Esta medida es fruto del acuerdo entre el Ayuntamiento, la Generalitat y el Área Metropolitana de Barcelona y tiene como obetivo "hacer más eficientes las líneas", ofrecer una mejor experiencia de viaje a los usuarios y minimizar el impacto del estacionamiento de autobuses en los ámbitos centrales de la ciudad.

El movimiento de paradas se hace coincidiendo con el inicio de la segunda fase de las obras de la ronda de la Universitat, que se transforma ganando aceras y espacio verde y reduciendo de cuatro a dos los carriles de tránsito actuales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.