ARCHIVADO EN:

Alarma en los autobuses de Barcelona. En un contexto de pandemia por coronavirus, los usuarios denuncian la imposibilidad de respetar la "distancia prudencial" sanitaria para evitar el contagio.

Algunos vehículos de la capital catalana presentan estos días una elevada ocupación de pasajeros. Buen ejemplo de ello es el aspecto de un bus de la línea 70 este lunes, en el tramo que cubre la confluencia entre la avenida Diagonal y la Gran Via de Carles III, en Les Corts.

Respetar los dos metros de distancia recomendados entre pasajeros era totalmente imposible, por lo que los viajeros se encontraban agolpados con una separación de escasos centímetros entre sí.

Autobús lleno en Barcelona / CARLES M. CANALS
Autobús lleno en Barcelona / CARLES M. CANALS

EVALUACIÓN CONTINUA

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha indicado que, "en estos momentos", se encuentran evaluando de forma "continua la evolución de la demanda para adaptar la oferta de transporte público".

Además, la empresa se defiende asegurando que "con la entrada de la fase 1 se ha incrementado la oferta de trenes y autobuses con refuerzos especiales en horas punta y en las líneas de más afluencia".

SEPARACIÓN ENTRE ASIENTOS

Entre las recomendaciones sanitarias en el transporte público, se encuentra la de evitar sentarse en asientos contiguos para asegurar así mantener una distancia prudencial que evite un aumento de los contagios.

Pese al aviso, en los vehículos de TMB también se han producido estas situaciones que, lejos de contribuir a una desescalada sin complicaciones, ponen en riesgo tanto a quienes incumplen la normativa como a aquellos que sí se atienen a los consejos sanitarios para frenar el avance del coronavirus en la capital catalana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.