La preocupación por el tráfico se dispara en Barcelona. En el barómetro del Ayuntamiento, presentado este jueves, la movilidad es el segundo problema en importancia por detrás de la inseguridad, según los barceloneses, y es un toque de atención al urbanismo táctico del gobierno de Ada Colau.

En un año, la inquietud por la circulación ha crecido 6,2 puntos. Si en diciembre de 2019, el tráfico preocupaba al 3,2% de los barceloneses, ahora un 9,4% lo ve como el segundo problema en importancia, por delante del paro y las condiciones de trabajo (9%) y el coronavirus (8,3%).

SIN APENAS MENCIÓN EN LA RUEDA DE PRENSA

La desazón por este tema apenas se ha mencionado en la rueda de prensa del consistorio, que se ha centrado en los efectos del coronavrius en la ciudad y en el rechazo de una parte importante de los barceloneses (el 26,9%) a vacunarse

Los principales problemas de Barcelona, con el tráfico en segundo lugar / AYUNTAMIENTO DE BCN
Los principales problemas de Barcelona, con el tráfico en segundo lugar / AYUNTAMIENTO DE BCN

La preocupación coincide con un aumento de las políticas municipales encaminadas a reducir espacio al coche y a sacar a las motos de las aceras (cuando incumplen la normativa municipal), y la proliferación de terrazas en calzada que ha supuesto la desaparición de unas 4.000 plazas de aparcamiento.

En junio de 2019, la movilidad inquietaba al 3,9% de la población de Barcelona. Hace un año, el porcentaje descendió hasta el 3,2%. Este pasado verano, la preocupación subió hasta el 5,6%. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.