Unos 169.000 barceloneses han dejado de tener el área verde para residentes gratuita. Según los datos que ha facilitado Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), la empresa que gestiona las zonas de aparcamiento regulado en la ciudad, este pasado diciembre 234.994 ciudadanos tenían derecho a estacionar en el área verde como residentes. Y de éstos un 72,28% tenía el aparcamiento gratuito por no tener multas de tráfico del año anterior.

Como ha explicado Metrópoli Abierta, este 2021 el Ayuntamiento ha eliminado la citada gratuidad. Oficialmente, la obligatoriedad de pagar a todos los residentes se aprobó en el pleno de enero de 2020 y este año se mantiene. Sin embargo, el año pasado, los conductores que sacaron el abono anual antes de la aprobación de las tarifas pudieron esquivar en 2020 el desembolso.

8,7 MILLONES

Los residentes pagan 0,20 euros diarios, o un euro semanal, para aparcar durante todo el día en la zona que tienen asignada junto a su casa. El coste anual ronda los 52 euros. Con la obligatoriedad de pagar de estos 169.000 barceloneses, B:SM puede ingresar unos 8,7 millones de euros anuales. Con 234.994 usuarios totales del área verde, la entrada de dinero asciende a 12,2 millones anuales.

Entre otros supuestos, el uso del área verde para residentes únicamente es para los vecinos empadronados en Barcelona y que sean titulares o conductores principales de un coche dado de alta en la ciudad, es decir que pague en la capital catalana el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

PLAZAS EXCLUSIVAS Y PREFERENTES

Las plazas para estacionar pueden ser exclusivas para residentes –son de color blanco y en ellas solo pueden aparcar los conductores de esa zona autorizados por el Ayuntamiento- y las preferentes, en las que también pueden estacionar otros vehículos, aunque deben pagar por cada hora, como si fuera una plaza de área azul al uso.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.