Desde este jueves 19 de noviembre Barcelona verá reducida su oferta de taxis al 60% entre semana y al 75% los fines de semana. La medida, solicitada por las organizaciones del sector, pretende adecuar la oferta a la demanda actual, muy disminuida a raíz de la pandemia. 

Después de que la semana pasada el Procicat aprobara una resolución que establece la posibilidad de regular la reducción de la oferta de este transporte, el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) ha procedido a hacerlo. Así, la demanda quedará ajustada a la caída de facturación.

TURNOS ROTATORIOS

Cada día descansarán el 40% de los taxistas en unos turnos rotatorios definidos por el número final de las licencias. En cuanto a los fines de semana, la oferta será del 25%, y se establecerá quién puede trabajar en función de las dos últimas cifras de la terminación del número de licencia.

La decisión de la AMB ha sido consensuada con el sector, y permitirá que la oferta de taxi sea más sostenible que la actual, ya que hasta ahora la disminución de la ocupación de los taxis conllevaba un incremento del impacto ambiental.

Taxis en Barcelona / EFE
Taxis en Barcelona / EFE

A pesar de que el sector considera el pacto satisfactorio, recuerda que el decreto del Procicat se tiene que prorrogar el 23 de noviembre, cuando comenzará la desescalada. En ese sentido, piden a la Generalitat que aclare el punto que cita al taxi, y que refuerce al máximo las garantías jurídicas que necesita el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET). 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.