Un estudio realizado por la emisora de radio RAC1 ha determinado las carencias de los sistema de ventilación en el transporte público de Barcelona, que incumplen los estándares y no previenen los contagios de covid-19. Una situación que Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) habría reconocido al mismo grupo de comunicación.

RAC1 ha medido la cantidad de dióxido de carbono en 15 trenes y autobuses de la ciudad, que es el indicador que los especialistas analizan para determinar si un espacio está bien ventilado, y el resultado demuestra que en las horas punta hay más dióxido de carbono del que debería. En cambio, durante el resto del día bajan los niveles de este gas.

Según los especialistas, no debería haber más de 800 partículas por minuto, aunque en las horas punta se superan considerablemente: entre 1.100 y 1.200 partículas. Una situación que empeora si los usuarios hablan en lugar de permanecer en silencio. De este modo, aseguran los expertos que hay más probabilidad de contagiarse de coronavirus.

LAS EXPLICACIONES DE TMB

TMB y su técnico higienista Eugeni Serrvan han explicado que están trabajando para mejorar la ventilación en metro y bus y que una de las opciones sería que en cada parada se abriesen todas las puertas, independientemente de si alguien va a bajar o no.

Respecto a las estaciones, el estudio determina que la ventilación es buena, porque los espacios son muy amplios y suelen estar abiertos al exterior. Además, en el caso del tranvía la ventilación también es buena porque los trayectos entre paradas son más cortos y las puertas se abren más a menudo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.