ARCHIVADO EN:

La línea de Rodalies Barcelona-Mataró reducirá su capacidad al circular en vía única por un tramo de 1,7 kilómetros durante un periodo de tres meses y medio, a partir de julio, debido a obras que se están realizando en La Sagrera.

Adif ha iniciado los trabajos previos para el traslado de las vías de ancho internacional de la línea al interior de la estructura de la futura estación intermodal de La Sagrera, lo que la empresa considera un "hito de gran relevancia".

INTERRUPCIÓN DEL TRÁFICO FERROVIARIO

El nuevo trazado tiene una longitud de 1,98 kilómetros desde el triángulo ferroviario hasta la boca del túnel que da acceso a la estación de Barcelona-El Clot-Aragó, para lo que se colocarán 9.896 metros de carril.

Según indica la planificación, la primera afectación se producirá el próximo 25 de julio con la interrupción del tráfico ferroviario en este sector durante un periodo de unas 48 horas, en el que se trasladará la vía 2 un máximo de 5 metros y se instalará un desvío provisional, entre otros trabajos.

DESDE NOVIEMBRE

Se prevé que los convoyes circulen por el interior del nuevo tramo soterrado a partir del próximo mes de noviembre. Adif ha destacado que, pese a la reducción de la capacidad operativa, se podrá mantener el tráfico en las líneas R1 y RG1 del servicio de Rodalies.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.