El Institut Metropolità del Taxi (IMET) no deja de dar razones para alimentar el descontento del taxi. Desde el decreto del estado de alarma, la institución ha dado múltiples pasos erráticos que han dificultado el día a día del sector. La falta de regulación exigida por los conductores para compensar la caída de la demanda es buen ejemplo de ello. Anunciada a finales de agosto fruto de las presiones de las principales asociaciones de taxistas, no se prevé que la medida se aprueba hasta finales de año. Esta situación ha llevado a los colectivos a la realización de demandas.

Las problemáticas aún van más allá. La alarmante falta de inspectores es otra de las cuestiones que preocupan en el sector. Pese al compromiso adquirido durante la presidencia de Mercedes Vidal para conseguir un incremento de estos trabajadores, éste continúa sin producirse a día de hoy en Barcelona y su área metropolitana.

DOS INSPECTORES

El Secretario de la Unión de Barcelona del STACJaime Sau, lamenta que actualmente solo se cuente con "dos inspectores" para la vigilancia de taxis y vehículos VTC, especialmente con 2.000 vehículos más de esta tipología en la calle.

En este sentido, recalca que es "totalmente insuficiente" disponer de esta cifra de trabajadores para llevar a cabo el control de "10.400 taxis con 13.000 conductores" y otros "2.400" chóferes de "VTC". "Creo que tendrían que haber al menos 15 inspectores", explica.

Sau justifica también la necesidad de incrementar con urgencia la cifra de estos empleados alegando sospechas sobre incumplimientos "en los festivos", especialmente en los vehículos de alquiler con conductor. Para controlar esta situación, el STAC también es partidario de que la "Guardia Urbana se implique más en los trabajos de inspección".

COMPROMISO DE VIDAL

La escasez de inspectores ya se ha denunciado anteriormente. Bajo la presidencia de Mercedes Vidal, que también ocupó los cargos de concejal de Movilidad y la presidencia de TMB, el sector ya reclamó este aumento. Pese al compromiso de la miembro de los comunes en un aumento de la "partida presupuestaria" que diera respuesta a esta demanda, la situación continúa siendo crítica a día de hoy debido al aplazamiento indefinido de una convocatoria para ampliar las plazas fijas en inspección.

El AMB anunció la oposición esperada para este año con un periodo de solicitudes comprendido entre el 17 de octubre y el 14 de noviembre de 2019, pero se pospuso debido al estado de alarma derivado de la pandemia. Meses más tarde, la administración metropolitana sigue sin programar la primera prueba de la convocatoria.

Como factor añadido, Sau asegura que al sindicato le consta que durante este tiempo la institución metropolitana ha realizado "15 convocatorias presenciales" con "exámenes de hasta 37 personas".

COMISIÓN TÉCNICA

El STAC, así como Élite, han pedido formalmente al IMET la convocatoria de una nueva consulta para determinar la Comisión Técnica del Taxi. Constituida el 5 de mayo de 2016, el mandato finalizó en pleno estado de alarma. Por ello, la votación se pospuso. "Creemos que debería hacerse. Desde el IMET argumentan "problemas presenciales" relativos a funcionarios que quieren evitar estar en las mesas. Pese a ello, desde el sindicato esperan que la elección se celebre "antes de final de año".

Actualmente, la Comisión está formada por Élite Taxi, presidida por Jorge Ramírez Del Corral; la Agrupació Taxi Companys, representada por Luis López; la Asociación Empresarial del Taxi, liderada por Miguel-Ángel Cazcarra; y los asalariados Alberto Álvarez Vega y Saad MukhTarar.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.