El metro llegará al barrio de La Marina el próximo verano, concretamente en julio. Así lo ha asegurado este sábado la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, en un acto de campaña para las elecciones del 21-D de Catalunya En Comú Podem, que ha tenido lugar en el citado barrio barcelonés.

"Sabemos que los vecinos no pueden esperar más. Por eso el metro llegará en julio a La Marina", ha asegurado Sanz. En concreto, una de las líderes de Barcelona En Comú ha garantizado la apertura de dos paradas de metro en La Marina y en la Zona Franca en verano del 2018.

REIVINDICACIÓN HISTÓRICA

La llegada del metro a la Marina es una de las reivindicaciones históricas de los vecinos de este barrio, tradicionalmente olvidado, para mejorar un transporte público que deja mucho que desear en la zona.

Se prevé que de la llegada de la L-10 se beneficiarán unas 70.000 personas. El ramal de la L-10 que se abrirá garantizará la conexión a estos viajeros con otras líneas del metro. 

Con las aperturas, Sanz dice que se resolverá "una injusticia histórica", y ha denunciado "que esta inversión la debería haber hecho la Generalitat y no el Ayuntamiento". En diciembre del 2016, la alcaldesa Ada Colau y el exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, firmaron un acuerdo. 

Según la concejal de Colau, el compromiso municipal es "evidente y real, y se demuestra con hechos sobre la mesa", ha subrayado Sanz, para quien es una necesidad que los barrios estén conectados.

En campaña ya se sabe que todo vale y Sanz se ha felicitado de recuperar los buses de barrio, "que con los recortes habían sido eliminados", y de crear nuevas líneas de bus "más rápidas y eficientes”.