ARCHIVADO EN:

Avanza la regulación definitiva del mercado de motos compartidas en Barcelona. El Ayuntamiento ha comunicado oficialmente la adjudicación de licencias de motosharing a 21 empresas que se habían presentado al concurso correspondiente.

Se trata de 6.958 licencias para motos y ciclomotores eléctricos, y ahora las empresas tienen diez días hábiles para presentar la documentación necesaria.

SATISFECHOS CON LA DECISIÓN MUNICIPAL

La decisión se ha comunicado formalmente por notificación oficial a las empresas adjudicatarias de estas licencias. Fuentes del sector señalan que están satisfechos con la decisión municipal, dado que el Ayuntamiento "confirma la apuesta por un modelo que favorece a los emprendedores" para poder operar en este nuevo servicio de movilidad, que destacan como abierto y participativo.

Quienes han quedado tocados por la decisión del gobierno de Ada Colau han sido los grandes operadores nacionales e internacionales que hasta ahora venían prestando el servicio de forma alegal. Este es el caso, por ejemplo, de eCooltra, quien ha tratado de torpedear la entrada de nuevos operadores y el concurso presentado por el Ayuntamiento. 

BENEFICIO PARA LOS CONSUMIDORES

Fuentes cercanas a las empresas adjudicatarias aseguran que los grandes operadores han aplicado una estrategia de desgaste hacia competidores tachándolos de insolventes, porque los grandes temen ver afectadas sus ganancias "al tener una competencia real". Las mismas fuentes recalcan que lo mejor "sería ser prudente hasta ver cómo queda el reparto final de licencias".

Además, valoran que empresas de nueva creación impulsadas por emprendedores "ahora tienen la oportunidad de ofrecer una alternativa en un entorno totalmente regulado", y que la entrada de nuevos operadores beneficiará directamente a los consumidores.