ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado la construcción de un carrril bici en Via Augusta. Los trabajos se han iniciado este jueves. El anuncio de la puesta en marcha de la infraestructura se hizo hace dos meses con el inicio de la desescalada y los planes municipales de quitar espacio al coche. Históricamente, el consistorio tiene sobre la mesa la intención de poner en marcha este carril bici desde hace 13 años.

El carril bici será unidireccional, a lado y lado de Via Augusta, y llegará hasta la plaza de Molina, aunque las peticiones de los colectivos ciclistas es que vaya hasta la plaza de Borràs. El pasado diciembre, el pleno del distrito de Sarrià-Sant Gervasi aprobó la habilitación. Los partidos que votaron a favor fueron Barcelona en ComúPSCJuntsxCatERC Barcelona pel Canvi, mientras que Ciutadans se abstuvo y el PP votó en contra. El pasado 20 de abril, el Ayuntamiento seguía sin fecha para la construcción.

HASTA LA PLAZA DE LA MOLINA

La construcción del carril bici se ha iniciado a la altura de la Diagonal y, en un primer momento, irá hasta la avenida Riera de Cassoles, la antigua avenida del Príncep d'Astúries. El nombre de la calle se cambió hace algo más de un año. El tramo hasta la plaza de Molina no ha pasado por el comité de obras, apuntan fuentes municipales. Via Augusta bascula, en su parte inicial, entre los distritos de Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi.

Los últimos meses, la plataforma Bici Augusta ha intensificado las demandas para que el carril bici fuera una realidad antes de 2023. Entre las asociaciones y escuelas que exigían la reforma figuran Sarrià Respira, el Bicicleta Club de Catalunya (BACC), Amics de la Bici, el Club Excursionista de Gràcia, la escuela Josep Maria Jujol, la asociación de vecinos de Sarrià, Som Natura y el AMPA del instituto Menéndez y Pelayo y Casa Orlandai.

PACIFICAR ACERAS Y MOTOS EN CALZADA

El colectivo considera que Via Augusta es un corredor de coches y defiende también pacificar las aceras de la calle, construir más aparcamientos para motos en la calzada, priorizar el transporte público y conectar en bici Sarrià con Les Planes por los túneles de Vallvidrera. El carril bici que se pone en marcha ahora forma parte de la pacificación de calles por el coronavirus, pero no es el proyecto que lleva años en los despachos municipales.

La construcción ha coincidido con la apertura del carril bici de la calle de València, construido desde hace unas semanas, pero que permanecía cerrado. Esta infraestructura recorre el Eixample de punta a punta, desde la calle de Tarragona hasta la avenida de la Meridiana. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.