El nuevo Tramvia Blau comportará la construcción de un carril bici que recorrerá la avenida del Tibidabo y que se habilitará en paralelo a las vías del histórico transporte, cerrado desde enero de 2018. El pasado julio, Transports Metropolitans de Barcelona licitó la redacción del proyecto de remodelación, que implicará la reforma y una nueva urbanización de la citada avenida y las plazas del Doctor Andreu y la plaza de Kennedy.

La parte urbanística del proyecto prevé la construcción de aceras más anchas para ganar espacio para los peatones y reducir la calzada para los coches. La reforma implicará el traslado de la parada del Tramvia Blau, que ahora se encuentra junto a la edificio de la Rotonda, hasta la entrada de los jardines de la Tamarita.

PACIFICACIÓN DE LA PLAZA DE KENNEDY

La plaza de Kennedy será renovada totalmente. La rotonda central desaparecerá, las aceras se ampliarán y el tráfico de la calle de Balmes, tanto de subida como de bajada, se reordenará, ha avanzado la cadena Betevé.

El 21 de agosto acabó el periodo de presentación de ofertas para la redacción del proyecto, que costará a las arcas públicas unos 802.00 euros, IVA incluido. Una vez adjudicado, el equipo dispondrá de un año y medio para su elaboración.

Por ahora no hay un calendario para el inicio de las obras, pero no será antes de principios de 2022, cuando se prevé que pueda estar listo el proyecto. Posteriormente, se tendrán que licitar y adjudicar los trabajos. El presupuesto podría rondar los 19 millones de euros.

INAUGURADO EN 1901

El Tramvia Blau data de 1901 y es el superviviente de la antiguas líneas de tranvía que estuvieron operativas en la ciudad. La infraestructura hace un recorrido de 1.276 metros, en ascensión hacia el Peu del Funicular y la plaza del Doctor Andreu, desde la plaza de Kennedy a través de la avenida del Tibidabo.

La ruta transcurre rodeada de "construcciones modernistas y novecentistas que dan paso a la naturaleza y a magníficas vistas de la ciudad", figura en la página de TMB, y es una forma distinta para ir al parque de atracciones del Tibidabo, el Cosmocaixa y la torre de comunicaciones de Collserola

 El Tramvia Blau dejó de funcionar de manera indefinida por falta de mantenimiento, tanto de la infraestructura como en los vehículos, que ocasionaban problemas de seguridad. Como explicó en enero de 2018 este medio, la decisión de cerrar se debió a que TMB no invirtió el dinero suficiente para mantener en perfectas condiciones las instalaciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.