El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido cuándo se eliminarán los bloques de hormigón que todavía están instalados en varios puntos de la ciudad. Según ha podido saber La Vanguardia, el consistorio los retirará durante el primer trimestre de 2022.

Estos peligrosos elementos se colocaron en la calzada durante el confinamiento, como parte del urbanismo táctico impulsado por el gobierno de Ada Colau desde el Ayuntamiento, y durante un año se han utilizado para delimitar terrazas de bares y restaurantes (los que se llaman New Jersey) o como separadores a modo de banco en las calles que han perdido un carril.

UN MOTORISTA FALLECIDO

Tras meses de controversias por la instalación de los bloques de hormigón en Barcelona, un motorista murió en diciembre después de chocar contra uno de estos elementos en la calle Balmes, cerca de la intersección con la Gran Via. El fallecido era el jugador de waterpolo Martí Estela, portero del CN Barcelona de 28 años.

MOCIÓN DE CIUTADANS

Finalmente, el grupo municipal de Ciutadans presentó una moción en enero para que se retirasen de forma definitiva durante este 2021. Una medida que fue aprobada pero que ahora se aplaza a 2022. Cuando se eliminen los bloques de hormigón de la vía pública, el Ayuntamiento prevé colocar nuevos separadores de terrazas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.