ARCHIVADO EN:

No ha terminado 2019 y Barcelona ya acumula más muertos por accidente de tráfico que en 2018. A lo largo de este año han fallecido en las calles de Barcelona 22 personas, por ahora una más que el año anterior. La última de las víctimas mortales ha sido una anciana de 81 años que perdió la vida en el interior de un bus de TMB, de la linea V21, cuando el conductor tuvo que frenar bruscamente para evitar atropellar a un peatón. La mujer cayó al suelo y sufrió un fuerte golpe, pero murió poco después en el hospital.

Del total de fallecidos de este 2019, hay 13 motoristas, siete peatones (si se incluye a la mujer del jueves), un conductor de coche y un ciclista, que repartía para la empresa Glovo. La tipología de los fallecidos en las calles de la ciudad por siniestros viarios sigue, en términos generales, un mismo patrón. La gran mayoría son motoristas y peatones. La anciana fallecida el jueves es la primera víctima del transporte público en 2019.

LA MISMA TÓNICA QUE OTROS AÑOS

La proporción sigue la misma tónica de años anteriores. En 2018, de los 21 muertos, una docena circulaban en motocicleta, siete eran peatones y los otros dos conducían un coche o una furgoneta. Hace dos años, de los 12 decesos, siete fueron motoristas y cinco peatones. 

Una parte importante de los motoristas muertos son hombres jóvenes o de mediana edad que conducen una moto de gran cilindrada y no tienen la experiencia necesaria. Entre los peatones fallecidos también se repite el mismo patrón de accidentes desde hace años y muchas de las personas muertas son ancianos.

CONCENTRACIÓN DE ACCIDENTES  

La Guàrdia Urbana tiene identificados 71 puntos con una mayor concentración de accidentes. La mayoría se encuentran en el Eixample, la zona con más siniestros de España. En la lista, algunos de los cruces con más accidentes son el de la avenida de la Diagonal con la plaza Mossèn Cinto Verdaguer, Diagonal con paseo de GràciaAragó con paseo de Gràcia y Diagonal con Numància.

A raíz del accidente de este jueves, el sindicato CGT ha alertado de la peligrosidad de las calles con carriles de doble dirección, como en la calle de la Marina, donde tuvo lugar el siniestro. En esta vía hay seis carriles, cinco de ellos son de subida y otro de bajada para buses y taxis. La CGT afirma que es habitual que se produzcan accidentes con peatones porque la gente no está acostumbrada a mirar a los dos lados antes de pasar y pide que se eliminen. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.