La asociación Promoció del Transport Públic (PTP) es uno de los mayores colectivos favorables a estos medios de movilidad en Cataluña. Desde que llegaron los comunes a la alcaldía de Barcelona, la PTP se ha convertido en el ojito derecho de Ada Colau.

Nacida en 1993, cuenta con cerca de 400 socios y se autopresenta como "la única asociación dedicada en exclusiva a la defensa del transporte público colectivo en España". Además, garantiza que se trata de "una entidad libre de injerencias políticas o corporativas" que cuenta con "un discurso y propuestas propio".

Lejos de defender un modelo de movilidad compartido con todos los actores de la ciudad, entre los que también se incluye el transporte privado, la asociación se posiciona a favor de un incremento del transporte público en Barcelona con el coche, una vez más, como el único responsable de las problemáticas de desplazamiento y contaminación de los barceloneses.

CURSA DE BARCELONA

La última ofensiva contra el vehículo privado por parte del colectivo está plasmada en los resultados de la Cursa dels Transports Urbans, donde se ha comparado el tiempo, los niveles de emisiones emitidos y el coste de realizar el desplazamiento desde Zona Universitària hasta los Jardins de Can Miralletes en transporte público, bicicleta y coche de gasolina.

Como resultado, la asociación señaló que el precio de realizar el viaje con vehículos privado ascendía a 8,43 euros, un valor disparado aún teniendo en cuenta que el desplazamiento se realizara con uno de los vehículos con mayor gasto de combustible del mercado, e incluyendo otras variables totalmente subjetivas, como el coste de mantenimiento del mismo, el seguro, una posible (que no obligatoria) plaza de parking, o el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

Resultados de la Cursa Urbana de Barcelona / PTP
Resultados de la Cursa Urbana de Barcelona / PTP

Respecto al valor del trayecto en transporte público, la asociación marcó 1,02 euros, precio que se reducía en caso de hacer uso de la bicicleta, con un coste de 0,44 euros.

LÍDERES DE LA PLATAFORMA

Desde 2007 y hasta el pasado mes de julio, el colectivo ha estado presidida por Ricard Riol, un ingeniero técnico en Obras Públicas acérrimo defensor de la unión del tranvía por la Diagonal. En época de pandemia, y tras defender medidas como la dedicación del carril izquierdo al bus y vehículos de alta ocupación en "todos los accesos" a Barcelona, aseguró que "el transporte público es el espacio más protegido de contagios" en una entrevista para El Punt Avui. Actualmente, forma parte del Cuadro Técnico de Operaciones de Renfe.

Tras la dimisión de Riol, Manel Ferri pasó a ostentar la presidencia de forma interina. El nuevo líder de la plataforma contraria al vehículo privado inició en 2004 su andadura como miembro del consejo de Avancar, compañía de carsharing, y fue miembro del Consejo de Administración de TMB entre 2015 y 2019. Así, Ferri fue vocal tanto de Transportes de Barcelona, S.A., como de Ferrocarril Metropolità de Barcelona, S.A. Por cada vocalía, el actual presidente de PTP cobró más de 200 euros trimestrales siempre que acudiera a los Consejos, pero tan solo percibió el 50% del total por ser vocal en ambos.

Ricard Riol, presidente de la PTP hasta el pasado mes de julio / AJ BCN
Ricard Riol, presidente de la PTP hasta el pasado mes de julio / AJ BCN

FINANCIACIÓN

Según indican fuentes expertas en movilidad a Metrópoli Abierta, PTP es "una plataforma que se nutre de subvenciones, básicamente, de AMB, Ayuntamiento de Barcelona y Tram", lo que le hace perder "toda su credibilidad e imparcialidad", espcecialmente teniendo en cuenta que al frente del consistorio y de la institución metropolitana está la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau.

El último balance económico publicado por el colectivo, perteneciente a la Asamblea General de 2019, explicita que sobre el total de 116.229 euros ingresados en 2018, un 52% (60.712) proceden de la "administración pública". Respecto a estas subvenciones públicas, PTP asegura que ha recibido partidas procedentes de "la Generalitat y la Diputació de Barcelona".

FELICITADOS POR COLAU

La complicidad de la asociación y Colau se evidenció en 2018, cuando la alcaldesa grabó un mensaje de felicitación a la PTP por sus 25 años en activo. "Muchas felicidades. SI habéis llegado hasta aquí habéis superado lo más difícil. Habéis luchado cuando os trataban como caprichosos que pensaban en el medio ambiente de forma abstracta", afirmó.

"En vuestro 25 aniversario lo que os tenemos que decir es ahora con más fuerza y más empuje que nunca, porque os necesitamos. El trabajo hecho dará frutos, y tendremos la conexión del tranvía en Barcelona, no tengáis ningún tipo de duda. Si hay alguna garantía, sois vosotros. Gracias a vosotros tendremos una Barcelona más humana, más saludable. A la altura de sus ciudadanos y ciudadanas", recalcó Colau.

CÁLCULO Y FINANCIACIÓN

La asociación ha indicado a Metrópoli Abierta que "existen cálculos independientes que permiten evaluar el resultado obtenido" en la Cursa de Barcelona, basándose en un cálculo realizado por la "AEA (Automovilistas Europeos Asociados)" que "sitúa el coste en 0,44 €/km para un coche de gasolina", por lo que el recorrido ascendería a "4,75 euros". A este coste, la PTP añade la "amortización de la compra, el impuesto de matriculación, el mantenimiento, el seguro, el IVTM y el aparcamiento en zona verde en origen y destino".

Sobre las "fuentes de financiación" de la entidad, la asociación afirma que "en el ejercicio de 2018 las dos administraciones con colaboraciones de mayor cuantía fueron el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya y l’Autoritat del Transport Metropolità (ATM)". La PTP no niega recibir financiación, también, del Ayuntamiento de Barcelona, pero explica que "el volumen que ingresa la PTP en concepto de cuotas de socios es mayor que el proveniente de las colaboraciones" con el consistorio barcelonés.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.