La huelga de bus convocada para el 17 de junio en Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha sido anulada. El paro parcial, entre las 10.00 y las 16.00 horas, había sido propuesto la CGT en protesta por la sanción de empleo y sueldo contra un conductor y miembro del sindicato, Juan Ramiro, por parte de la dirección de la empresa.

Según la Confederación General de Trabajadores, TMB ha decidido retirar el expediente disciplinario contra Ramiro, que se había abierto porque el sindicalista había leído, el pasado 20 de marzo, un comunicado en el que CGT decía que todos los directivos de la cochera del Triangle habían desaparecido con la alerta sanitaria y, a pesar de ello, el servicio seguía funcionando con normalidad. 

En un comunicado, el sindicato informa que no ha sido necesario ir a la mediación planteada por el departamento de Treball de la Generalitat para el próximo viernes. CGT calculaba que más de 40 líneas se podían ver alteradas o paralizadas por la movilización.

CAMPAÑA PARA EVITAR LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN NEGATIVA

CGT consideraba que el expediente contra el trabajador se enmarcaba dentro de la campaña de la dirección para que los empleados tengan la boca cerrada para evitar que se difunda información que puede ser perjudicial para la empresa.

De hecho, la compañía pública ha puesto en marcha un código ético que, entre otras acciones, busca promover el chivatazo entre la plantilla, es decir que un empleado denuncie a otro si éste vulnera algunas de las conductas prohibidas por el citado código. Entre las prohibiciones figura hacer uso de las redes sociales para difundir información negativa sobre TMB.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.