Con disculpas. Así ha empezado la rueda de prensa de los taxistas de Barcelona que durante los últimos ocho días han mantenido una intensa huelga y ocupación en la Gran Via de les Corts Catalanes. Disculpas para los ciudadanos, a los que compensarán con un día de servicio gratuito durante la primera semana de septiembre. Disculpas también para los comerciantes, los turistas y el gremio de restauración y ocio nocturno, que han registrado pérdidas. “Lo sentimos, no nos ha quedado más remedio que hacer huelga”, ha especificado el portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez.

La retirada de los taxistas se decidió de forma asamblearia después de una reunión en Madrid con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. El punto fundamental del encuentro lo constituía la propuesta de Fomento de transferir a los gobiernos regionales la competencia efectiva para conceder licencias de VTC.

De hecho, es una de las principales reivindicaciones de los taxistas: conseguir establecer la ratio de una licencia VTC por cada 30 de taxis, tal como dicta la Ley Orgánica de Transporte Terrestre. La cita terminó terminado con un pacto impreciso: que el Gobierno y las comunidades autónomas (CCAA) podrán gestionar juntos las licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), si es que así lo desean.

LOS TAXISTAS SE MUESTRAN RETICENTES

A pesar de la promesa de Decreto Ley de Fomento, los taxistas se muestran reticentes. “Si no retiran las VTC que sobran volveremos a la huelga en septiembre”, ha comunicado el secretario general en Barcelona del Sindicato del Taxi de Catalunya, Carlos Fernández, con el respaldo de sus compañeros taxistas. Según ellos, lo de ahora se trata de una tregua y habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

A día de hoy la ratio se sitúa a una VTC por cada siete taxis. Así pues, para aplicar el criterio 1/30 tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Barcelona que encabeza Ada Colau deberán encontrar una fórmula para no colapsar la ciudad y provocar una (nueva) guerra. “Nosotros apostamos por el equilibro, tenemos la voluntad de encontrar y tendemos la mano a las administraciones”, ha declarado el portavoz de la Agrupación Taxi Companys, Pedro García, presente en la rueda de prensa.

CONDENAN LAS ACCIONES VIOLENTAS

Por otro lado, los representantes han condenado las acciones violentas de algunos taxistas hacia Uber y Cabify y han pedido que “no se criminalice a todo un colectivo por los actos de unos pocos”. “Cada uno es responsable de sus actos”, ha complementado el portavoz Tito Álvarez. Asimismo, han querido hacer hincapié en que los mismos que se han manifestado son lo que ayudaron a los afectados por el atentado del 17A.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.