Vehículos estacionados en la calle de Galileu, junto a la avenida de Madrid / METRÓPOLI - RP
Vehículos estacionados en la calle de Galileu, junto a la avenida de Madrid / METRÓPOLI - RP

Alerta por el mazazo de Colau al coche en una transitada calle junto a la avenida Madrid

Vecinos y comerciantes de la calle de Galileu expresan su preocupación por la pacificación de esta vía

Guardar
Periodista

El gobierno municipal de Ada Colau intensifica su guerra contra el vehículo privado en Barcelona. Los últimos carriles bici proyectados en vías principales de la ciudad que suponen grandes recortes para el coche disipan cualquier duda sobre ello.

La avenida Diagonal, en su tramo a la altura de Zona Universitària, perderá carriles de circulación y más de un centenar de estacionamientos no regulados. Los recortes se repiten en la Gran Via y en la avenida de Vallcarca.

El Ayuntamiento también está llevando a cabo agresivas pacificaciones en las que el vehículo privado queda restringido. El último anuncio municipal corresponde a la calle de Galileu, en Les Corts. Esta transitada vía pasará a ser de plataforma única, eliminará los estacionamientos y restringirá la circulación de vehículos, lo que preocupa a vecinos y comerciantes.

SIN APARCAMIENTO

La reurbanización de la calle se traducirá en la pérdida de decenas de plazas de aparcamiento reguladas para automóviles y libres para motocicletas. Además, dejará a la vía sin espacio de carga y descarga.

Entre los afectados por la medida municipal se encuentra Esther, vecina de Les Corts que estaciona su motocicleta en la vía pública. Explica que acostumbra a aparcar en la calle de Galileu, y expresa su preocupación por la pérdida de espacio. "Nos van a quitar mucho aparcamiento para motos. Hay plazas en calles cercanas, como Vallespir, pero siempre están ocupadas".

Motocicletas y turismos aparcados en la calle de Galileu / METRÓPOLI - RP
Motocicletas y turismos aparcados en la calle de Galileu / METRÓPOLI - RP

Esta residente insiste en el agravio que supondrá la reforma para los motoristas del barrio, y remarca que no se dispone de tanto espacio "como para que quiten plazas".

CIRCULACIÓN PROHIBIDA

La pacificación de la calle de Galileu, que se realizará entre las confluencias con la avenida Madrid y la calle de Can Bruixa, se traducirá en la prohibición del tráfico rodado que no acuda a parkings o a la gasolinera que hay en la misma vía.

Álvaro, residente que buscará "una alternativa" cuando ya no pueda estacionar en el área verde que se suprimirá, lamenta que la medida afectará a "vecinos, visitantes y comercios", y destaca que se trata de una calle "imprescindible" para la circulación ya que prácticamente permite llegar "hasta la Diagonal".

"HAY CLIENTES QUE NO PODRÁN PASAR"

La calle de Galileu dispone de diversos comercios ligados al sector de la automoción. En tan solo unos metros, se encuentran un concesionario con taller, una gasolinera y una tienda de recambios.

Gasolinera en la calle de Galileu con la calle de Caballero / METRÓPOLI - RP
Gasolinera en la calle de Galileu con la calle de Caballero / METRÓPOLI - RP

Desde este último establecimiento destacan el daño que les ocasionará la pacificación. "Nos va a perjudicar. Hay clientes que vienen en coche y no podrán pasar por la calle", señalan. Además, recuerdan que la supresión del aparcamiento provocará que sea "muy difícil parar a cargar y descargar".

Un trabajador del negocio incide en que se trata de una "calle muy transitada", ya que mucha gente circula por ella para subir "desde avenida Madrid hasta la Travessera de les Corts", e incluso "desde la estación de Sants".

PENDIENTES DEL CAMBIO

La confluencia de la calle de Galileu con la calle de Caballero alberga una gasolinera cuyo acceso se encuentra en la futura vía pacificada. Aunque se permitirá el paso a los vehículos que acudan a la estación de servicio, la afluencia de potenciales clientes puede sufrir un descenso.

Render de la pacificación de la calle de Galileu / AJ BCN
Render de la pacificación de la calle de Galileu / AJ BCN

Una trabajadora del negocio se muestra prudente y apunta que "no sabe cómo afectará", por lo que "habrá que ir viéndolo cuando se haya hecho el cambio. Pese a ello, muestra cierta desconfianza y espera que no se ponga "ningún problema para que los coches puedan pasar" a la gasolinera.

ENTRADA Y SALIDA DE COCHES

Esta vía de Les Corts también cuenta con un concesionario de la compañía Seat que incluye un taller. El negocio obliga a la constante entrada y salida de vehículos de la marca, pero la reurbanización se ve con un optimismo moderado.

Uno de sus empleados señala que no contemplan que la pacificación les "afecte demasiado siempre y cuando se permita la entrada y salida de coches en el local". En este sentido, remarca que tienen "una clientela fija" conocedora de la zona y el taller.

Turismos estacionados en la calle de Galileu / METRÓPOLI - RP
Turismos estacionados en la calle de Galileu / METRÓPOLI - RP

PACIFICACIÓN MILLONARIA

Las obras de pacificación de la calle de Galileu supondrán un desembolso que ascenderá a 1,9 millones de euros. El Ayuntamiento prevé comenzar los trabajos el próximo mes de noviembre y finalizarlas en unos nueve meses.

Las motocicletas perderán 59 plazas con motivo de los trabajos, mientras que los coches dejarán de disponer de 22 estacionamientos regulados de área verde en el tramo afectado de la vía.

Inicio restringido de la calle de Galileu / METRÓPOLI - RP
Inicio restringido de la calle de Galileu / METRÓPOLI - RP

Actualmente, entre las confluencias con las calles de Novell y de Can Bruixa, la calle de Galileu está considerada una zona de prioridad peatonal. Por ello, cuenta con una limitación de velocidad de 10 kilómetros por hora y su paso está restringido excepto servicios, parkings y bicicletas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.