El coronavirus ha causado 213 muertes en Barcelona, una de cada cuatro eran ancianos que vivían en residencias. Según la Agència de Salut Pública, 54 fallecidos del total, casi la mitad, se contagiaron en estas infraestructuras de la capital catalana.

Ante este dato tan alarmante la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha hecho un llamamiento a la Generalitat de Cataluña para "trabajar conjuntamente y frenar esta situación". 

La primera edil del consistorio también ha dado una cifra clave durante la rueda de prensa que ha dado el consistorio esta misma tarde: "Más de la mitad de las residencias de Barcelona tienen uno o más casos de contagiados por Covid-19". Es por eso que Colau ha especificado que hay que poner una "atención especial en estos casos".

RECLAMA UNA AYUDA EXTRA A TORRA

La alcaldesa ha asegurado que están "para arremangarse". Ha dicho que "el Ayuntamiento pondrá todos los recursos necesarios para frenar las muertes de coronavirus en las residencias de Barcelona", pero que necesitan "más lideraje político por parte de la Generalitat": "Queremos reforzar el sistema de salud pública y que otras consellerías también den respuesta", ha reclamado. 

La primera edil del Ayuntamiento ha confirmado que las residencias para personas mayores o dependientes están en una "situación de emergencia" y que forman parte de un colectivo de riesgo al ser las "infraestructuras más frágiles". A parte, ha recalcado que esta situación no solo se estaría produciendo en Barcelona, sino que también está ocurriendo en otros municipios

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.