ARCHIVADO EN:

Ernest Maragall no tira la toalla en su carrera a la alcaldía de Barcelona, aunque sabe que lo tiene difícil con el nuevo escenario político. Frente a las intenciones de Ada Colau de presentarse a la alcaldía, Maragall le suplica que recule, y que vuelva a negociar con ERC. 

En una rueda de prensa, el líder de los republicanos en Barcelona ha asegurado que la nueva postura de BComú supone aceptar los votos de Manuel Valls. "La única manera de no aceptarlos es no presentarse", ha afirmado Maragall, que se ha reunido este viernes por segunda vez con la alcaldesa en funciones. Según él, el hecho de postularse como alcaldesa supone aceptar de forma "explícita" los votos de Valls y PSC. Dicho acuerdo supondría, a juicio del líder de ERC, un "artificio retórico" y un "engaño a la ciudadanía".

"CONVERSACIÓN O COMPETICIÓN"

En el encuentro, han podido hablar con mayor claridad sobre el futuro de la alcaldía en Barcelona, ha dicho. Según Maragall, de ella se desprende que los comunes deben decidir si quieren "conversación o competición, Si quieren jugar a ganar o perder". Por ello, le ha interpelado directamente: "¿Aceptará los votos de Valls y Collboni?". Por parte de ERC, están dispuestos a llegar a un acuerdo con BComú, aunque siguen descartando al PSC de cualquier pacto. 

Así, Maragall tiene claro que su única opción para ser alcalde pasa porque Colau se retire de la competición electoral. Algo difícil, aunque no imposible, por lo que ha presionado a la líder de BComú para que recule. Maragall considera que aceptar los votos del PSC y Manuel Valls supone "hipotecarse" con ambas formaciones de cara al futuro, por lo que el acuerdo progresista, según él, pasa sólo por un entendimiento entre ERC y BComú.