El líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el consistorio, Ernest Maragall, ha cargado duramente contra la propuesta de tijeretazo de inversiones que ha hecho la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y su equipo de gobierno como medida extraordinaria para paliar la falta de ingresos durante la crisis del coronavirus y, de paso, poder cuadrar las cuentas municipales.

El veterano político barcelonés se ha mostrado contrario a la idea del Ejecutivo local de recortar unos 150 millones de euros en relación al presupuesto aprobado el pasado mes de enero, que tuvo la bendición de los partidos de la coalición de gobierno municipal, de ERC y de JxCAT. En total, 32 de los 41 concejales votaron a favor de las cuentas pero el contexto de crisis sanitaria y económica ha hecho que las partes cambiasen sus posturas iniciales.

LA CONTRAPROPUESTA DE ERC

Por ello, Maragall ha hecho una contrapropuesta "de mínimos". El dirigente republicano argumenta que los recortes se podrían evitar, aumentando el fondo Covid para la recuperación social y económica de la ciudad y "destinarlo a inversiones con la máxima capacidad de transformación social y generación de ocupación de calidad".

Para hacerla posible, el jefe de la oposición ve necesario que el Ayuntamiento haga uso de su "excepcional capacidad de endeudamiento, que debe usar de palanca para atraer inversiones de otras administraciones, como por ejemplo, de la Unión Europea".

No es la primera vez que Maragall lanza un aviso como el de este domingo. El pasado 8 de abril, Metrópoli Abierta ya informó de que el exconseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat exigía cambios profundos en las cuentas del Ayuntamiento por culpa del Covid-19.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.