La vuelta a Francia de Manuel Valls ya es un hecho. El actual jefe de filas de Barcelona pel Canvi y exprimer ministro francés regresa a París. La fecha elegida podría ser después de las elecciones autonómicas catalanas, previstas para el próximo 14 de febrero, o incluso antes, apuntan fuentes próximas al político. La marcha de Valls comportará la entrada como concejal de Óscar Benítez, que fue el número siete de la lista Barcelona pel Canvi-Ciutadans en las elecciones de mayo de 2019.

La salida de Valls del Ayuntamiento era un secreto a voces. Faltaba concretar cuándo se iría. Ahora el Confidencial ha avanzado que será tras los comicios catalanes. Pero podría adelantarse si recibe una oferta de Francia, algo bastante probable, o porque él decida trasladarse de forma definitiva a la capital francesa para trabajar en su futuro político, añaden las fuentes consultadas.

Valls llegó a Barcelona en septiembre de 2018 para ser una alternativa a Ada Colau en la alcaldía. Valls aterrizó de la mano de Albert Rivera, entonces líder de Ciudadanos, para encabezar una lista que se bautizó con el nombre de Barcelona pel Canvi-Ciutadans. El candidato no pudo hacer la candidatura que a él le hubiera gustado. Su proyecto tampoco cuajó y en las elecciones de mayo de 2019 obtuvo unos discretos resultados. Sacó seis concejales: él mismo, Mariluz Guilarte, Celestino Corbacho, Eva Parera, Paco Sierra y Marilén Barceló.

LA ALCALDÍA PARA COLAU

Valls se va de Barcelona dejando un legado importante. Puede gustar o no pero es así: el actual gobierno de la ciudad, una coalición de PSC y Barcelona en Comú, se pudo formar gracias a él. Tras las elecciones, Valls se puso como meta evitar que el independentismo gobernara en Barcelona y que Ernest Maragall fuera el alcalde a pesar de que el republicano había ganado las elecciones por unos miles de votos más que Colau. El día de la investidura, tres de los concejales de la lista de Valls votaron a favor de la líder de Barcelona en Comú. El voto fue secreto, pero todo apunta a que fueron el propio Valls, Parera y Corbacho.

La investidura de Colau no gustó a Albert Rivera, que rompió el acuerdo con Valls en junio. Sin embargo las diferencias entre ambos venían de más atrás, entre otros motivos por los coqueteos de Rivera con Vox. La ruptura provocó la división de la candidatura en dos grupos municipales, Barcelona pel Canvi y Ciutadans. No fue el único cambio. Corbacho abandonó a Valls, como avanzó en exclusiva Metrópoli Abierta, y se fue al partido naranja, lo que dejó a Barcelona pel Canvi con dos concejales: Valls y Parera, mientras que Ciutadans pasó de tres a cuatro: Guilarte, Corbacho, Sierra y Barceló.

BENÍTEZ, MOSSO EN EXCEDENCIA

El número siete de la lista de Valls era Óscar Benítez, que será quien le sustituya cuando decida irse. Benítez forma parte de Barcelona pel Canvi y no de Ciutadans, lo que permitirá a la formación seguir siendo un grupo municipal y evitar que Parera quede como regidora no adscrita. Benítez es experto en seguridad y ha ocupado durante 25 años cargos de relevancia en los Mossos d'Esquadra. Durante una década, por ejemplo, perteneció al Área Central de Medio Ambiente (ACME), donde actuó como policía judicial, Actualmente, es director de seguridad de bus de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y consejero de Barcelona pel Canvi en el distrito de Sant Martí.

Òscar Benítez sustituirá a Manuel Valls como concejal / JORDI SUBIRANA
Òscar Benítez sustituirá a Manuel Valls como concejal / JORDI SUBIRANA

Valls vivirá en París con su mujer Susana Gallardo. De hecho, y según ha podido saber Metrópoli Abierta, el exprimer ministro francés ya se ha trasladado a vivir a la capital francesa, donde se ha comprado una casa, y viaja a Barcelona cuando hay comisiones municipales y pleno. Este miércoles, por ejemplo, Valls ha abandonado la comisión de Presidencia y Seguridad para viajar hasta París para asistir al entierro del profesor que fue decapitado la pasada semana.

UN FUTURO POLÍTICO JUNTO A MACRON

El exprimer ministro francés ha rehecho sus relaciones con Emmanuel Macron y su futuro político podría estar vinculado al presidente de Francia. "Jugará un papel muy importante en las presidenciales de dentro de dos años", subrayan fuentes muy fiables del entorno de Valls. Podría ser de nuevo ministro o ocupar un cargo relevante de Francia a nivel internacional. Las fuentes ven poco probable que sea alcaldable de París por el partido de Macron. "Jamás lo ha comentado". Como exprimer ministro, Valls tiene despacho en París y un sueldo al que ha renunciado en su etapa como concejal de Barcelona.  

Con la marcha de Valls, el liderazgo de Barcelona pel Canvi quedará en manos de Parera. Muy probablemente, los cambios en la formación serán inevitables. Una de las personas que ganará relevancia será Albert Guivernau, actual consejero en Sarrià-Sant Gervasi, que en los próximos días dejará el distrito para incorporarse a la Casa Gran. La intención del partido es concurrir a las elecciones municipales de 2023. Valls registró el nombre de Barcelona pel Canvi.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.