Manuel Valls, durante la campaña electoral de 2019 / EFE
Manuel Valls, durante la campaña electoral de 2019 / EFE

El partido de Valls dice que impugnará el informe del Tribunal de Cuentas

La formación está en desacuerdo con la acusación de que haya gastos electorales no declarados, como dice el órgano fiscalizador

Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta

Barcelona pel Canvi, el partido que lidera Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona, dice que impugnará el informe del Tribunal de Cuentas. Fuentes de la formación han mostrado su total desacuerdo con las conclusiones del órgano fiscalizador del sector público y con la acusación del tribunal, que ha observado "la existencia de gastos electorales no declarados por un importe de 189.497,15 euros" en las cuentas de la coalición de Barcelona pel Canvi-Ciutadans de las elecciones municipales de 2019. La información ha sido avanzada este jueves en exclusiva por Metrópoli Abierta.

Desde el grupo municipal de Barcelona pel Canvi se recuerda que el partido no ha recibido ninguna sanción y que el Tribunal de Cuentas únicamente ha emitido un informe. El documento del órgano analiza los gastos de los partidos políticos en los comicios locales de 2019. Se titula Informe de Fiscalización de las Contabilidades de las elecciones locales de 26 de mayo de 2019. La información relativa a Valls aparece en las páginas [páginas 102 y 103].

"IRREGULARIDAD SANCIONABLE"

El Tribunal de Cuentas sostiene que Barcelona pel Canvi-Ciutadans incumplió lo dispuesto en la Ley orgánica sobre la financiación de partidos políticos, "que no permite aceptar que, directa o indirectamente, terceras personas asuman de forma efectiva el coste de las adquisiciones de bienes, obras o servicios" o de "otros gastos que genere la actividad de los partidos políticos". La aceptación por terceros del coste efectivo de las adquisiciones de bienes, obras o servicios o de otros gastos que genere la actividad de los partidos políticos "constituye una irregularidad sancionable", añade el organismo público.

Sobre los gastos electorales no declarados, el Tribunal de Cuentas dice que la gran mayoría de gastos -188.000- han sido facturados y abonados por la asociación Barcelona Capital Europea. La citada es la plataforma que el propio Valls presentó, en septiembre de 2018 de cara a las municipales de mayo de 2019, antes de la coalición oficial de Valls con el partido naranja –que fue en abril de 2019– aunque ya se sabía que concurrirían juntos a las elecciones. 

La coalición presentó alegaciones al informe, pero fueron desestimadas por el Tribunal de Cuentas. Barcelona pel Canvi-Ciutadans no considera que esos cerca de 190.000 euros se puedan considerar gastos electorales. Sin embargo, el órgano fiscalizador sostiene que de los conceptos facturados (Campaña MV: fase precampañaMV campaña de promoción de valores europeos o Producción de vídeos meeting campaña) se desprende "que la naturaleza y finalidad de los servicios prestados se identifican con las actividades y fines propios del proceso electoral, por lo que deberían haber sido declarados por la coalición y facturados por la misma y no por la asociación".

"SUPERAR EL LÍMITE DE GASTO"

En otro orden de cosas, el informe fiscalizador detalla también que la formación liderada por Valls "superó el límite máximo de gastos" previsto para el proceso electoral en 126.819,24 euros, un 71,15% por encima del límite establecido (178.237,73). El total de gastos ascendió a 305.056,97 euros. El citado no es el único límite de gastos que superó la coalición. El Tribunal de Cuentas asegura que el exprimer ministro francés se gastó más de lo debido en publicidad exterior, un 9,97%. El límite es de 35,647,55 euros mientras que el partido desembolsó 39.199,87, 3.552,32 euros más. En radio y prensa, el órgano no ha detectado un exceso de gasto. Valls usó 7.000,96 euros y el límite era de 35.647,55.   

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.