ARCHIVADO EN:

Los trabajadores del teléfono de información municipal 010 han iniciado este lunes una huelga indefinida. Los empleados denuncian el cambio de adjudicación del servicio, el 28 de mayo, y la inestabilidad laboral y económica. Actualmente, el servicio está externalizado en manos de la empresa Qualytel y, posteriormente, pasará a manos de Atento.

Los sindicatos reclaman que, con el cambio de compañía, todos los trabajadores sean subrogados y contratados a tiempo completo. También exigen la conciliación laboral, familiar y personal, la equiparación salarial a la categoria de gestores y la prevención de riesgos laborales. Con la intención de presionar al Ayuntamiento, los trabajadores se concentrarán todos los días entre las 13.00 y las 14.00 horas en la plaza de Sant Jaume. 

SUELDOS DE 14.000 EUROS

La plantilla denuncia salarios por debajo de los 14.000 € y que hace entre 16 y 35 horas a la semana, aunque se las reducen y amplían en función de las necesidades del servicio. "La conciliación familiar, laboral y personal es inexistente porque tanto el Ayuntamiento como la empresa priman la cuestión económica", afirman los trabajadores en su página web

Los empleados del 010 opinan que, pese a los los controles de calidad existentes, el Ayuntamiento no hace casi nada para que se cumplan los pliegos referentes a las condiciones laborales, económicas y de salud laboral, lo que se traduce en problemas de salud física y mental. También critican que los miembros de la plantilla más reivindicativos acaban despedidos.

A largo plazo, los trabajadores del 010 piden la remunicipalización del servicio y un aumento de la plantilla para ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía. Actualmente, en el 010 trabajan unas 200 personas.