Los estudios genéticos para identificar a muchos de los cuerpos de los 358 difuntos del derrumbe del cementerio de Montjuïc del pasado septiembre costarán casi 800.000 euros. El director general de Cementiris de Barcelona, Jordi Valmaña, ha explicado esta semana en la Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento que se esta licitando la contratación de una empresa para la identificación de los cuerpos mediante estudios genéticos por un importe de 793.000 euros.

Hasta ahora, el hundimiento de Montjuïc ha acarreado unos gastos de 1.435.000 millones de euros. Según Valmaña, la mayoría no repercutirán ni en los presupuestos de Cementiris ni del Ayuntamiento porque están cubiertos por las distintas pólizas de seguros. Valmaña asegura que este sería el caso los citados 793.000 euros, los 68.000 euros de los trabajos de identificación hechos por el personal de Cementiris o el equipo de antropólogas y los 15.000 de la colocación de lápidas y elementos decorativos de las nuevas sepulturas.

RETIRADA ESCOMBROS, 170.000 €

Otros de los gastos que el hundimiento ha acarreado y que en este caso sí que repercuten en los presupuestos de Cementiris son 170.000 euros por la retirada de los escombros y consolidación de la zona del hundimiento y los 219.000 euros por la construcción del bloque hundido -un contrato que ahora se ha licitado-. Todos los gastos detallados suman 1,4 millones, a los que hay que sumar otros 1.850.000 millones en trabajos de inversión en el cementerio de Montjuïc, según Valmaña. 

Un bloque del cementerio de Montjuïc en mal estado y sin mantenimiento
Un bloque del cementerio de Montjuïc en mal estado y sin mantenimiento.

El director de Cementiris ha comparecido en la comisión a petición del PP. El concejal popular, Javier Mulleras, ha preguntado a Valmaña los costes económicos del siniestro y, concretamente, por el impacto que se prevé que pueda tener en las cuentas de la empresa y del Ayuntamiento la querella que se presentará este junio contra la mala gestión del siniestro, malversación y profanación por parte de Cementiris en el derrumbe. La denuncia la presentará los abogados Miguel Durán y Josep Maria de Palacio, que representan a unas 50 familias. 

Valmaña no ha respondido a Mulleras sobre el impacto económico que tendrá el paso del hundimiento de Montjuïc por los tribunales, ni si era cierto que se está ofreciendo 5.000 euros a las familias por no reclamar. El responsable de Cementiris se ha limitado a decir que se está empezando a negociar con los afectados --sólo con algunos porque otros se querellarán-- el pago de las indemnizaciones por daños morales y con la companía de seguros para ver si las cubrirán.

SIN TIEMPO

La falta de respuesta del gobierno de Colau en las comisiones es algo habitual, lo que ha provocado el enfado de Mulleras y un pequeño rifirrafe con el concejal de Comercio Agustí Colom. Cada intervención en las comisiones y en los plenos tiene un tiempo estipulado. Cuando Mulleras ha requerido de nuevo a Valmaña, la presidenta de la comisión, Carina Mejías, ha recordado a ambos que el tiempo se había terminado y ha emplazado al regidor popular a reclamar la respuesta por escrito o a plantear de nuevo la pregunta en la próxima comisión

"Le pedimos transparencia, que no oculten estos datos. Es una falta de respeto a los regidores de la oposición, que representamos a muchos ciudadanos, que vengan y no respondan a lo que se les pregunta. Utilizan el tiempo que tienen para hablar de otras cosas y no respondernos. Lo hacen habitualmente y en esta comisión lo han vuelto a hacer", ha subrayado Mulleras.

Para Mulleras, la causa del hundimiento fue la falta de mantenimiento y de inversión en el cementerio de Montjuïc pese a que Cementiris de Barcelona ha tenido unos 22 millones de beneficios en los últimos 11 años. Valmaña ha recordado que, además de los 1,8 millones que se invertirán ahora en mejoras del camposanto, se ha encargado a una ingeniería la elaboración de un plan director de todos los cementerios de la ciudad para mejorar la seguridad.