Los barceloneses están muy satisfechos con el suministro del agua, gestionado desde hace un siglo y medio por Aigües de Barcelona. Los habitantes de la Ciudad Condal puntúan con un 7,1 el servicio, el segundo mejor valorado, según el tercer barómetro de Centre d'Estudis Sociòlogics para Metrópoli Abierta.

El suministro del agua es el segundo servicio público mejor valorado por los ciudadanos, sólo superado por los mercados municipales (7,5). El metro (7,0) completa el podio de un ranking que cierran la policía municipal (5,9) y la limpieza de las calles (5,7).

LA MEJOR NOTA EN GRÀCIA Y SANT MARTÍ

El 23,2% de los barceloneses puntúa con un sobresaliente (9 o 10) el servicio del agua, mientras que el 44,0% le pone un notable (7 u 8). El 21,8% aprueba la gestión (5 o 6) y sólo un 9,7% suspende el modelo actual (de 0 a 4).

Por distritos, el servicio del agua recibe las mejores notas en Gràcia y Sant Martí (7,5, en ambos casos), seguidos de Nou Barris y Horta-Guinardó (7,4). La peor nota (6,8) la obtiene en el Eixample. Estas puntuaciones, casi idénticas en los últimos meses, reafirman el rechazo generalizado de los barceloneses a los procesos de remunicipalización de Colau.

Los mercados municipales, puntuados con un 7,5 de media, alcanzan el 7,9 en Sant Martí y obtienen un 7,6 en el Eixample, Les Corts, Gràcia y Horta-Guinardó.

LA LIMPIEZA Y LA POLICÍA MUNICIPAL

La peor nota es para la limpieza de las calles, que no pasa del aprobado (5,7). Los distritos más críticos con el servicio son el Eixample y Nou Barris (ambos con un 5,4). Esta baja nota cuadra con la denuncia de los barceloneses que perciben su ciudad cada día más sucia. En Sarrià-Sant Gervasi, por ejemplo, ha suscitado mucha polémica la recogida de basura puerta a puerta que implementó el actual gobierno municipal hace un año.

La limpieza es el servicio es el peor valorado en ocho de los 10 distritos de Barcelona. Solo en Gràcia y Sant Andreu puntúan peor a la policía municipal.

MALESTAR POR LA GESTIÓN DEL TAXI

El protagonismo de Colau en el conflicto del taxi, posicionándose a su favor y en contra de los VTC, tampoco ha gustado a muchos barceloneses. El 63,8% considera que la huelga de enero ha dañado la imagen de los taxistas, respaldados por la gente mayor de 65 años. Quienes han utilizado alguna plataforma de VTC, en cambio, se oponen a las medidas restrictivas contra Uber y Cabify.

Los habitantes de Barcelona también cuestionan a Colau por su política de vivienda y, sobre todo, por su respuesta en la ocupación de pisos y locales. El 61,5% de los ciudadanos considera que Colau ha sido muy o bastante permisiva con el movimiento okupa. 

El turismo, en cambio ya no es percibido como un problema real. Sólo el 13,9% de los habitantes de Barcelona tiene una percepción negativa. Los índices más elevados de rechazo se produce en Ciutat Vella y en algunas zonas del Eixample, sobre todo las más próximas a la Sagrada Familia.

 

LA INSEGURIDAD SE DISPARA

La mayor preocupación de los habitantes de Barcelona es el aumento de la inseguridad. Cada día se cometen más de 500 delitos en la ciudad, dato que explica que el 60,6% de los vecinos considere que la falta de seguridad es el principal problema que debe resolver la administración local. En febrero de 2018, el porcentaje era únicamente del 18,2%, pero la proliferación de los narcopisos y el incremento de hurtos y robos ha tenido un impacto muy negativo en la capital catalana.

Los barceloneses también se quejan de la suciedad de sus calles, sobre todo cuando les preguntan por el principal problema de su barrio. A dos meses y medio de las elecciones municipales, el 64,3% de los barceloneses desconfía de la capacidad de su alcaldesa para resolver los grandes problemas de Barcelona.

Los resultados de esta encuesta de Centre d'Estudis Sociològics sobre el clima de satisfacción y descontento de los barceloneses se han obtenido tras realizar 600 entrevistas a hombres y mujeres de 18 o más años empadronados en Barcelona, con derecho a voto en las elecciones municipales de 2019. El nivel de confianza para los resultados es del 95,5%. El trabajo de campo mediante entrevistas se realizó entre el 4 y el 11 de febrero de 2019.