Albert Batlle, concejal responsable de seguridad en Barcelona, ha anunciado este martes que se han sancionado a 303 personas en Barcelona por ocupar el espacio público sin ninguna justificación. Batlle también ha desvelado el descenso de la siniestralidad en la capital catalana con la reducción de vehículos que circulaban por sus calles.

“Insistimos en la necesidad de que la gente se quede en sus casas. La Guardia Urbana ha levantado 27 actas a locales comerciales y ha realizado 398 avisos”, ha dicho Batlle. “Se han impuesto también 303 sanciones a particulares y se han realizado 2.684 avisos”, ha explicado el concejal de seguridad de Barcelona. "La mayoría, por acciones incompatibles con el confinamiento", ha añadido.

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona verifica que se cumpla el confinamiento y las excepciones al mismo / EFE
Un agente de la Guardia Urbana verifica que se cumpla el confinamiento y las excepciones al mismo / EFE

En su comparecencia en el Ayuntamiento de Barcelona, Batlle ha informado de que en Barcelona “hay 1.734 agentes operativos”. También ha recalcado que “la siniestralidad ha caído”. “De los 100 accidentes que se producen cada día hemos pasado a siete”, ha añadido.

LOS TRANSPORTES PÚBLICOS

Batlle, en la misma línea que Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha recordado que la afluencia de barceloneses en el metro ha descendido este martes. “Quiero constatar el altísimo grado de civismo para evitar la saturación del transporte público. Metro, autobuses, ferrocarriles, tranvía y trenes de cercanías han funcionado perfectamente y ésta es una buena noticia”, ha dicho el concejal.

Los accesos a Barcelona también han sido mucho fluidos que el lunes. Batlle ha dicho que las entradas a la ciudad han disminuido un 45%, cifra que ha subido hasta el 57% en las calles del centro de Barcelona, mientras que la circulación por las rondas han caído un 44%”. Con la suspensión del servicio del bicing, los desplazamientos en bicicleta han disminuido un 79%.

MENOS MOVILIDAD LABORAL

Batlle, al igual que otros políticos, ha hecho un llamamiento a “evitar la movilidad laboral”. “Pedimos que aumente el teletrabajo para reducir el número de personas en las calles de Barcelona”, ha incidido el concejal de seguridad.

Dos agentes de la Guardia Urbana patrullan por la Rambla de Barcelona / EFE
 Dos agentes de la Guardia Urbana patrullan por la Rambla de Barcelona / EFE

El veterano político del PSC también ha recordado la suspensión de obras públicas y privadas en Barcelona, con pequeñas excepciones. En algunos puntos de Barcelona se han registrado algunas protestas por los trabajos que realizaban algunos operarios.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.