El diputado en el Parlament de la formación de izquierdas Catalunya Sí Que Es Pot (Csqep), Lluís Rabell, ha explicado que no quiere que Ernest Maragall ni ERC dirijan el Ayuntamiento de Barcelona y recomienda a la alcaldesa en funciones, Ada Colau, que acepte los votos que le ofrece Manuel Valls sin nada a cambio.

Ernest Maragall ganó las elecciones por sólo 5.000 votos frente a los de Barcelona en Comú. Rabell señala que “sería imposible construir un proyecto de izquierdas alternativa en Catalunya que no sea nítidamente federalista”. En este sentido, el exdiputado explica que “yo era de los que pensaba que era posible mantener un espacio de convivencia o coexistencia” entre el independentismo y el federalismo pero que el “procés ha puesto en crisis esta idea”.

SOBRE UN HIPOTÉTICO PACTO BCOMÚ+PSC+VALLS

Lluís Rabell sobre un hipotético acuerdo entre el partido socialista, Manuel Valls y Ada Colau argumenta en Crónica Global que la líder de BComú “lo estará sopesando”. Aceptar los votos del ex primer ministro francés es “pura democracia” explica el político y declara que Valls “está haciendo una jugada muy inteligente”.

Sobre Manuel Valls, el político de Catalunya Sí Que Es Pot apunta que “no es inocente y que ha sabido leer que su mal resultado es porque Ciudadanos fue a la manifestación de la plaza de Colón de Madrid”. Además, señala que el ex ministro de Hollande “sabe que forma parte del juego de la política” y que "haga lo que haga Ada, él queda como un señor". 

En cuanto a la idea de investir a Ernest Maragall, Rabell explica que "sería un problema grave porque situaría Barcelona como una plataforma para una próxima embestida secesionista y una nueva aventura para nuevos episodios de tensión institucional".