Laia Bonet (Valls, 1972) es la número 2 del PSC en la lista que Jaume Collboni lidera al Ayuntamiento de Barcelona. En una entrevista concedida a Metrópoli Abierta, que publicará este medio, la exsecretaria del Govern de la Generalitat dice que "Manuel Valls ya no es un rival para Collboni en las urnas". "No considero que Valls sea un rival con posibilidades en las elecciones. El día de las elecciones lo que manda son los votos, pero a día de hoy está instalada la opinión en mucha gente de que Valls utiliza a Barcelona para un proyecto personal, para dar continuidad a su carrera política", recalca Bonet.

En su crítica hacia el exprimer ministro francés, Bonet sostiene que Valls ha fracasado en su intento de montar una lista transversal al Ayuntamiento de Barcelona: "Dijo que quería una lista transversal. Pero en su candidatura no hay una lógica transversal ni tampoco en el proyecto que presenta. Sí hay un vínculo con Ciudadanos. El día de las elecciones el nombre de Valls ocupará el espacio reservado a Ciudadanos", subraya la exdiputada en el Parlament. Y añade: "Todos sabemos que ha hecho Ciudadanos. Están muy lejos del mensaje de centro que lanzaron en unos inicios. Es, claramente, una fuerza de derechas que no ha rehuido el acuerdo con la extrema derecha en Andalucía".

MARAGALL, PRINCIPAL RIVAL DE COLLBONI

Tras los resultados de las elecciones generales en Barcelona de este domingo, que han situado a ERC y PSC como las primeras fuerzas de la ciudad y con cinco distritos dominados para cada una de las formaciones, Bonet no ve a Ada Colau como la principal rival del alcaldable socialista en las municipales "sino a Ernest Maragall". Sin embargo, Bonet, perteneciente al ala catalanista del PSC, sostiene que el líder republicano -que con anterioridad perteneció a las filas socialistas- utiliza estas elecciones para trabajar para otras causas.

"Maragall ya ha dicho que quiere pactar con Colau y Junts per Catalunya. Esto significa que se piensa más en Barcelona como capital de una eventural república que en Barcelona en sí misma. Colau se deja llevar, pero está en el mismo carril que Maragall. Acaba subordinando también Barcelona a otra causa. Nuestra prioridad es Barcelona. Todos las propuestas en las que trabajamos están para resolver los problemas de la ciudad".

GOBIERNO CON PREJUICIOS

Para Bonet, que fue rival de Collboni en las primarias socialistas de 2014, el actual concejal es el mejor candidato posible que puede tener el PSC para ocupar la alcaldía de Barcelona. "Es joven y tiene la experiencia de haber estado cuatro años en el Ayuntamiento, tanto en el gobierno como en la oposición. Ha sido una oportunidad inmejorable para conocer de primera manos los problemas de la ciudad. Collboni lidera una candidatura con experiencia para que Barcelona vuelve a tener un buen gobierno después de demasiados años de trabajar desde una lógica bien intencionada pero igual acomplejada y cargada de prejuicios", responde la hasta ahora directora adjunta al presidente de la empresa Aigües Ter Llobregat sobre el mandato de Colau al frente del consistorio.