La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha decidido actuar de oficio ante la alarma social creada en el vecindario tras la agresión sexual de Drassanes, protagonizada por un individuo que ya había sido identificado e intervenido por diversos servicios públicos, como los Bomberos y la Guardia Urbana.

De la misma manera, a las identificaciones y detenciones de este hombre hay que sumar su estancia en la Unidad de Psiquiatria del Hospital del Mar.

INFORMACIÓN DEL REINCIDENTE

Numerosos vecinos han denunciado las conductas incívicas y delictivas del arrestado, de las que tenían conocimiento las autoridades. Por esta razón, la defensora de la ciudadanía barcelonesa ha realizado peticiones de información al comisionado de Seguridad, a la comisionada de Salud y Diversidad Funcional y al Instituto Municipal de Servicios Sociales.

La síndica demandará, en primer lugar, conocer las actuaciones policiales llevadas a cabo, así como si se tiene conocimiento de personal con un perfil similar al de esta persona en la ciudad. Los mecanismos de coordinación de la Guardia Urbana con otros cuerpos de seguridad y con el resto de servicios e instituciones en casos de detección de personas con indicios de trastorno mental que puedan poner en peligro la seguridad de la ciudadanía, es otra cuestión que quiere conocer la defensora.

PROBLEMAS DE SALUD MENTAL

Entre las cuestiones que planteará Maria Assumpció Vilà también quedará incluida la pregunta a la comisionada de Salud por el protocolo de actuación que se lleva a cabo al dar el alta a una persona con algún trastorno mental y sin hogar