Un juzgado de Barcelona ha declarado la nulidad de pleno derecho del acuerdo alcanzado durante el pleno municipal de marzo de 2019, en el que proponía iniciar la actividad económica de servicios de Odontología a través de Barcelona Serveis Municipals (B:SM).

Esta sentencia ha resuelto que la administración local no tiene competencias para realizar esta actividad, por lo que el dentista municipal proclamado por Colau y los comunes ha quedado tumbado, según ha informado Gaceta Dental.

DETIENE AL FUTURO OPERADOR

La resolución judicial argumenta que  “la administración podrá prestar servicios de carácter público o ejercer la iniciativa económica siempre que goce del apoyo de la competencia en cuestión". Por ello, indica, "entender lo contrario implicaría atribuir una potestad exorbitante a la administración local en detrimento de la iniciativa privada, de las competencias atribuidas a otras administraciones e, incluso, en perjuicio del propio ciudadano, confundido respecto a la administración competente a la que debe dirigirse, y ello sin olvidar el posible riesgo para la sostenibilidad financiera de la administración local".

La sentencia, que no es firme, afecta al futuro operador municipal, estando previsto ofrecer los sercivios de dentista a través de B:SM. Por ello, las clínicas destinadas a personas vulnerables han quedado fuera de esta sentencia.

El presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC), Antoni Gómez, ha celebrado "este primer y contundente pronunciamiento judicial, que garantiza que el Ayuntamiento de Barcelona y el resto de corporaciones locales que sugirieron actuaciones idénticas detendrán cualquier iniciativa de construcción o de apertura de centros dentales".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.