ARCHIVADO EN:

El hasta ahora concejal de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Jordi Coronas será el nuevo responsable de seguridad en el Ayuntamiento cuando Ernest Maragall sea alcalde, tal y como hacer prever todos los pronósticos, según ha podido conocer Metrópoli Abierta. Coronas se perfila como uno de los hombres fuertes en el nuevo gobierno municipal por varios motivos: por su trayectoria municipal, ya que es uno de los veteranos que ya estaba con Alfred Bosch, el anterior jefe republicano en las filas municipales; por su capacidad para la gestión y el diálogo; y porque es un dirigente que goza de la confianza de la cúpula de ERC.

Este lunes, los diez concejales electos de ERC ya mantuvieron su primera reunión de trabajo para abordar el futuro inmediato. Hubo felicitaciones por el trabajo hecho y alegría por los resultados cosechados por el veterano partido tanto en Barcelona como en Cataluña. Pero en Barcelona ha sido una victoria más dulce que en el resto del territorio por lo que tiene de emblemático el que, por primera vez desde hace casi 90 años, Esquerra vuelva a tener la alcaldía de la capital catalana.

“Ha sido un resultado histórico. ERC es hoy la fuerza central en Barcelona y tiene que ser este partido el que gobierne esta ciudad”, explican fuentes republicanas a Metrópoli Abierta.“Las alternativas que hay son muy complejas, porque implicarían acuerdos ente Manuel Valls y Ada Colau, lo que hace prácticamente imposible que pueda haber una alternativa a Maragall”, subrayan las fuentes. Así pues, el grupo municipal abordó someramente los grandes temas en los que tendrán que trabajar: uno de ellos es el de la seguridad, considerado una de las grandes deficiencias que ha dejado la gestión de Colau.

21 DELITOS CADA HORA

Coronas, que ha ejercido como portavoz del grupo hasta ahora, es consultor de artes gráficas y comunicación. En su blog personal, Coronas recogía el pasado mes de diciembre que “en Barcelona, se cometen 21 delitos por hora de media”. Decía también que “entre 2016 y 2017, los delitos cometidos en la ciudad de Barcelona crecieron un 4,5% y entre 2017 y 2018 lo hicieron en un 19%, creciendo tanto los hurtos como los robos con fuerza”. También resaltaba que “la realidad nos dice que es preciso hacer algo, porque la tendencia es clara y si no revertimos esta tendencia, nos encontraremos con que en el año 2019 será una ciudad más insegura y en el 2020, todavía más”.

Argumentaba Coronas que la solución no es sólo policial, sino que hay un componente social, pero es necesario hacerle frente. “Desde ERC hemos de afrontar este debate con la voluntad de hablar del ámbito de la seguridad pública desde una visión de izquierdas”.

El dirigente de Esquerra tendrá en sus manos la nada sencilla tarea de “adaptar el modelo de seguridad de Barcelona a los nuevos tiempos”. Entre las soluciones al desbarajuste actual, figura una mejor coordinación entre la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra, cosa que no preocupó a los comunes hasta que los delitos se dispararon y llegó la campaña electoral. Pero cree que “es preciso contar con los recursos humanos y materiales necesarios y con una formación específica que haga de nuestra policía una policía de excelencia y con las medidas de transparencia y autocontrol que garanticen siempre una buena praxis en el servicio”.

VOTO DE CONFIANZA

Se trataría, pues, de trasladar el modelo policial de los Mossos a los agentes de la policía local. Desde las filas de sus rivales consideran que “habrá que esperar a ver qué es lo que pretende hacer en este terreno. De momento, se critica con contundencia el hecho de que se quiera “imponer una seguridad de izquierdas, que es un concepto equivocado. La seguridad existe o no existe. Se preserva el orden público o no se preserva”. Pero también le dan un voto de confianza y admiten que “la prudencia se ha de imponer y esperemos a ver cuáles son las medidas que Coronas acaba proponiendo”.

Esta confianza tiene una de sus principales bazas en la experiencia que se le otorga a Ernest Maragall como antiguo directivo del propio Ayuntamiento y conocedor de la problemática. Coronas no está mal visto. Es un señor que se lleva bien con todos y es bastante coherente. Pero ya veremos al final cuáles son las soluciones que propone”, subrayan las fuentes.

Supeditan su estrategia, sin embargo, a la de Maragall, que será quien marque perfil y quien ordene y mande. Fuentes de ERC señalan que el tema de la seguridad es uno de los que más preocupa al candidato republicano, juntamente con el de la desigualdad entre ciudadanos, la movilidad y el turismo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.