Janet Sanz se enfrenta a una delicada situación judicial y, como consecuencia de ella, también política. La teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad está siendo investigada por los presuntos delitos de "prevaricación, omisión de la obligación de perseguir delitos y obstrucción a la justicia. Es una querella", subrayan fuentes del Tribunal de Justícia de Catalunya (TSJC). Las querellas son siempre penales. 

Detrás de la denuncia contra Sanz, número 2 de Barcelona en Comú en el Ayuntamiento, está la casa Buenos Aires de Vallvidrera. "No hay ninguna otra causa abierta contra Sanz", apuntan desde el TSJC. El edificio fue okupado y, posteriormente, el consistorio inició la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) para construir pisos dotacionales. La denuncia pivota en la denegación de la licencia de obras para construir un hotel en el inmueble. El establecimiento hotelero lo quería abrir el fondo London Private Company.

PRÓXIMA DECLARACIÓN

Según distintas informaciones periodísticas, que al cierre de este artículo no han sido confirmadas por el TSJC, Sanz deberá declarar el 15 de marzo salvo que haya algún tipo de aplazamiento. El caso lo lleva el Juzgado de Instrucción número 12 de Barcelona. Desde el TSJC se añade que no hay secreto de sumario.

El pasado mandato, la teniente de alcaldía ya se enfrentó a otra acusación de prevaricación. En 2018, la jueza titular del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona archivó la causa contra la regidora municipal presentada por los promotores hoteleros de la cadena Praktik. Sanz denegó una licencia para la construcción de un hotel en Drassanes, pero entonces no cometió prevaricación. Según la Real Academia de la Lengua (RAE), la prevaricación es "un delito consistente en que una autoridad, un juez o un funcionario dicte a sabiendas una resolución injusta".

Janet Sanz, a la derecha, junto con Ada Colau / EFE
Janet Sanz, a la derecha, junto con Ada Colau / EFE

"INTERÉS GENERAL"

Metrópoli Abierta ha preguntado al área de Sanz por la querella. Las fuentes consultadas no han valorado los cargos por los que se investiga a la edil. Eso sí, desde la tenencia de alcaldía se defiende el "interés general" en la operación iniciada por el consistorio para aprobar la MPGM para la preservación y la transformación del antiguo Hotel Buenos Aires -lo fue a principios del siglo XX- en un equipamiento público.

Según el Ayuntamiento, la modificación del planeamiento cuenta con todos los informes jurídicos pertinentes que justifican esta calificación y la posterior adquisición, según el precio justo que fije el órgano jurídico competente. Fuentes municipales recuerdan que la modificación del PGM fue aprobada por la totalidad de la comisión de gobierno y en pleno por mayoría absoluta. El Ayuntamiento remite a este medio a una nota de prensa municipal publicada el día de la aprobación de la MPGM, "que también explica la justificación del interés público" [ver aquí].

El pasado mes de noviembre, Metrópoli Abierta ya avanzó que el caso podía acabar en los tribunales. Fuentes conocedoras del proyecto valoraron entonces la posibilidad de que se interpusiera un contencioso-administrativo millonario contra el Ayuntamiento o que acabara con un acuerdo entre las partes, muy por encima de los 3,5 millones que dijo el Ayuntamiento que pagaría por la expropiación, y que debía incluir una indemnización y el lucro cesante, es decir el beneficio que dejaría de percibir la empresa que no ha podido abrir el hotel.

"DENEGACIÓN DE PERMISOS"

Finalmente, el caso ha ido más allá y ha derivado hacia una querella penal por presunta prevaricación, entre otros supuestos delitos, avanzó Crónica Global. "La denuncia es por la denegación injustificada de los permisos de derribo, obras mayores y actividad", informó el medio, que citaba fuentes del citado fondo London Private Company. La lectura que hace es que se denegó el permiso, el inmueble fue okupado y, posteriormente, se inició la la modificación del planeamiento para preservar y expropiar la finca. Antes, el edificio estaba abandonado y el Ayuntamiento no lo había protegido. La denuncia ha sido interpuesta por el fondo y por los Padres Paúles, todavía propietarios del inmueble, explican fuentes cercanas a los demandantes.

La modificación del Plan General Metropolitano, que fue aprobada en el pleno del pasado noviembre, afecta a casi 4.000 metros cuadrados y prevé mantener de pie el edificio actual, con planta baja más tres. El proyecto, además, incluye levantar otro inmueble de 1.045 metros cuadrados. En total se harán 37 pisos dotacionales, 17 para gente mayor, en el antiguo hotel, y 20 para jóvenes en la nueva edificación. La planta baja y el antiguo comedor se dedicarán a equipamientos de barrio. Los usos se consensuarán con los vecinos.

PREOCUPACIÓN EN EL AYUNTAMIENTO POR LA INVESTIGACIÓN

El cambio de planteamiento al que el Ayuntamiento de Barcelona ha dado el visto bueno deberá pasar, posteriormente, por la subcomisión de Urbanismo de la Generalitat. Fuentes municipales informan que la expropiación no ha culminado. Ésta se inicia tras la aprobación de la MPGM. Las mismas fuentes no han concretado un calendario de cuando el antiguo hotel estará expropiado.

Fuentes de la oposición han expresado que la investigación contra Sanz preocupa a los servicios jurídicos del Ayuntamiento. "Hay cierto nerviosismo", apuntan. Un ejemplo de ello es que el grupo municipal de Barcelona pel Canvi pidió la comparecencia de Sanz de la comisión de Urbanismo para que diera una explicación, pero la secretaría municipal no vio con buenos ojos la intervención porque el caso está subjudice. "Normalmente, ella no tiene ningún problema en comparecer. Tiene mucho desparpajo", apunta una fuente de la oposición. En el equipo de gobierno, la judicialización de la gestión municipal en el caso Buenos Aires genera inquietud. "No pinta bien", añaden fuentes muy cercanas al gobierno de la ciudad.

El antiguo Hotel Buenos Aires por el que se investiga a Janet Sanz / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
El antiguo Hotel Buenos Aires por el que se investiga a Janet Sanz / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

CIUTADANS PIDE APARTAR A SANZ DEL GOBIERNO

La que se muestra crítica sin tapujos es la presidenta de Ciutadans, la regidora Mariluz Guilarte. "Pedimos a Colau y al PSC que aparten a Sanz de sus funciones hasta que se aclare su situación procesal y que cumpla de paso con los códigos éticos de su propio partido. La gestión de Sanz en materia de urbanismo es una absoluta chapuza y el caso concreto de esta imputación demuestra la política pro okupación de este gobierno municipal. Protegen a los que no cumplen la ley y dejan indefensos una vez más a los propietarios. Con esta operación pretenden legalizar la ocupación bajo el pretexto de la construcción de vivienda dotacional", opina Guilarte.

La edil naranja va más allá en sus criticas sobre la gestión del gobierno de Colau en el antiguo Hotel Buenos Aires. "El equipo de gobierno siempre ha tenido una absoluta dejación de funciones en el caso de la casa Buenos Aires. Nunca han querido esclarecer las numerosas dudas que han existido, y aún existen, en este asunto", sostiene Guilarte.

"GENERAN MÁS DUDAS"

"Sin ir más lejos, esta pasada semana presentamos una iniciativa en la comisión de Presidencia para solicitar un informe de responsabilidad pero fue rechazado por Comuns, PSC y ERC -prosigue la líder de Ciutadans en el Ayuntamiento-. El tripartito con su negativa a esclarecer los hechos, genera más dudas sobre lo que realmente ha pasado en este asunto. Las únicas respuestas que han dado a la oposición durante los últimos meses han sido inconexas, insuficientes e incongruentes", denuncia.

El antiguo Hotel Buenos Aires nació como fonda en 1885, a finales del siglo XIX. A principios del siglo XX fue transformado en un gran hotel por el arquitecto Jeroni Granell. La imagen actual es de hace más de un siglo, entre los años 1908 y 1909. El edificio es modernista. La estancia más valiosa y luminosa es el comedor, con siete balcones de gran tamaño. La gran mayoría de sus elementos ornamentales se han preservado. El nivel de protección arquitectónico es el C, que obliga a mantener la volumetría. También está previsto restaurar las fachadas y conservar el gran comedor.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.