Atención a un usuario en una Oficina de Vivienda de Barcelona / AJ BCN
Atención a un usuario en una Oficina de Vivienda de Barcelona / AJ BCN

Inversión millonaria de Colau para mediar en 'okupaciones' de Barcelona

El Ayuntamiento realizará un importante desembolso en el Servicio de Intervención en Situaciones de Pérdida de Vivienda y Ocupaciones

Guardar
Periodista

Barcelona cuenta con un servicio municipal cuyos trabajadores intervienen en caso de desahucios u 'okupaciones'. Se trata del Servicio de Intervención en situaciones de Pérdida de Vivienda y Ocupaciones (SIPHO), que realiza tareas de mediación y acompañamiento a los afectados.

La mencionada área recibirá un refuerzo económico de carácter millonario desde el Ayuntamiento, que permitirá la continuidad de su funcionamiento hasta el año 2024.

INVERSIÓN

El consistorio barcelonés ha iniciado un expediente de contratación destinado a esta finalidad, cuyo presupuesto de licitación es de 5.091.112,46 euros, cantidad que prevé invertir el Ayuntamiento. Pese a ello, el valor estimado del contrato es muy superior, y asciende hasta los 9.256.568,12 euros.

Sobre la cuantía total, se destinarán 600.000 euros al presupuesto de 2022, mientras que en 2023 la cantidad se fijará en 2.581.945,29 euros. Durante 2024, se invertirán 1.909.167,17 euros adicionales.

La futura adjudicación supondrá un importante refuerzo para este servicio, que los usuarios beneficiarios podrán gestionar desde las Oficinas de Vivienda de la capital catalana.

Usuarios en una Oficina de Vivienda / AJ BCN
Usuarios en una Oficina de Vivienda / AJ BCN

PLANTILLA

Este servicio deriva de la Unidad Antidesahucios del Ayuntamiento, que se puso en marcha en 2015 y, según datos municipales, ha atendido a más de 13.000 familias durante estos años. A partir de este año, se llevará a cabo una evolución hacia la atención social integral de las familias que vayan a perder su vivienda.

Para esta transformación, y mediante la mencionada partida económica, la cifra de trabajadores pasará de 16 a 43 personas que llevarán a cabo tareas de mediación e intervención de carácter preventivo.

Sobre el total de nuevos empleados, 20 trabajarán a pie de calle junto a los afectados, mientras que otros 10 desempeñarán labores de oficina. También se incorporará un nuevo servicio jurídico formado por cinco personas, así como personal de administración y coordinación.

INCREMENTO PRESUPUESTARIO

El valor estimado del contrato por parte del consistorio supera los nueve millones de euros, pero el presupuesto base de licitación para su adjudicación es de cinco millones. En caso de que la adjudicación pudiera realizarse finalmente por este precio, el Ayuntamiento pasaría de invertir 700.000 euros a 2,5 millones de media anuales por este servicio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.