Informadores para pedir a los barceloneses que mantengan limpias las calles. Es la medida anunciada este martes por Eloi Badia, concejal de Emergència Climàtica i Transició Ecològica, para apelar a la corresponsabilidad de los vecinos en la higiene de la vía pública.

Así, los nuevos informadores del gobierno Colau estarán ubicados en los puntos de mayor actividad de las brigadas de limpieza para concienciar a los residentes y facilitar las tareas de los operarios.

Además, Badia ha asegurado que los servicios de limpieza han realizado ya el 25% de actuaciones que se habían previsto en el plan de choque Cuidem Barcelona, puesto en marcha tras las denuncias ciudadanos por la suciedad y el incivismo.

Y es que de los 100 puntos prioritarios de este plan de choque, ya se ha actuado en 25 (a la espera de actuar en 25 más cada semana, hasta alcanzar un centenar a final de mes). Entre las actuaciones que se han llevado a cabo está la de usar agua a presión para limpiar contenedores y quitar chicles y excrementos del suelo, repintar con pintura zonas con muchos graffitis y podar y mantener árboles y vegetación.

NO HAY MÁS DENUNCIAS QUE ANTES, DICE BADIA

Asimismo, Badia ha negado que el Ayuntamiento esté recibiendo más denuncias sobre suciedad de lo que es habitual, aunque ha matizado que eso no quiere decir que "la ciudad esté menos sucia". El concejal ha situado en una media de 10.000 las quejas anuales, que en 2020 disminuyeron por el confinamiento.

Por otro lado, Badia ha asegurado también que no hay mayor presencia de ratas y cucharachas en las zonas en las que se ha implantado el Puerta a puerta, y ha rechazado igualmente que estén recibiendo ahí más denuncias que en el resto de Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.