Los impuestazos de Ada Colau y Jaume Collboni ya tienen fecha. El Ayuntamiento de Barcelona ha enviado a los barceloneses la guía del contribuyente de 2020, con el "calendario de pago" de siete impuestos y tasas municipales. La sangría a los bolsillos de los barceloneses se inicia este febrero con el cobro de la tasa de terrazas a los restauradores.

La "tasa por utilización privativa de la vía pública" se podrá pagar desde el 15 de febrero al 15 de abril, en el caso de los titulares de bares y restaurantes que no tengan domiciliado el pago, mientras que las personas a las que el Ayuntamiento les cargue la cantidad en cuenta, el desembolso se producirá el 3 de junio.

ACUERDO CON ERC

El sector de los restauradores se ha puesto en pie de guerra contra el gobierno municipal. A nivel global, el pago se incrementará finalmente un 66%, un tercio menos de lo previsto inicialmente, tras el acuerdo de Colau y Collboni con la ERC de Ernest Maragall para las ordenanzas fiscales

Según el director general del Gremi de Restauració, Roger Pallarols, el pacto es insuficiente y habrá establecimientos que tendrán que cerrar. “Es una barbaridad. No se puede hablar de una reducción de las tasas respecto a la propuesta inicial, sino de una subida desmesurada”, recalcó Pallarols, que asegura que se producirán aumentos de hasta un 800% en espacios como el mercado de la Boqueria. Recientemente, los restauradores de la plaza Reial han anunciado que emprenderán "acciones legales" contra la tasa. En su caso, aseguran que la tasa se ha disparado un 1.106%.

EL IBI, EN MARZO

Entre el 1 de marzo y el 4 de mayo, los barceloneses deberán hacer frente al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para todos aquellos que no lo tengan domiciliado. Para el resto, el pago será fraccionado, cuatro veces al año. El primer cobro se producirá el 3 de marzo. El aumento será de un 5,46% por recibo, según ha explicado el Ayuntamiento. Los tipos impositivos bajarán del 0,75 al 0,66%, pero la supresión de los topes provocará este importante incremento. La reducción del 2% por tener el impuesto domiciliado también se elimina.

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica se pagará entre el 15 de abril y el 15 de junio, mientras que a las personas que se carga en cuenta, el cobro se producirá el 3 de julio. Este recibo afecta a los titulares de un coche o moto que haya sido dado de alta en Barcelona. El pleno municipal aprobó el 20 de diciembre un incremento del coeficiente a partir del cual se calcula la tarifa. También varían las bonificaciones. Por ejemplo, los vehículos de gasolina hasta 120gr/km de CO2 pierden la bonificación del 25% que tenían hasta ahora. 

El calendario con los impuestos y tasas en Barcelona en 2020 / AYUNTAMIENTO DE BARCELONAEl calendario con los impuestos y tasas en Barcelona en 2020 / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

EL IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS

La tasa por tener un gual se cobrará entre el 16 de julio y el 1 de octubre, en el caso de los vecinos que no tengan domiciliado el pago, y el 3 de noviembre a través de la cuenta bancaria. La tasa de gual se cobra por el uso de la acera por la entrada y salida de vehículos de los edificios. El impuesto sobre actividades económicas se podrá hacer efectivo entre el 1 de octubre y el 1 de diciembre, para los que no lo tienen domiciliado, mientras que el cargo en cuenta se hará el 23 de diciembre. En el caso de inicio de actividad, este impuesto se elimina. La información municipal sobre las ordenanzas fiscales se puede consultar aquí.

El precio público por la recogida de residuos comerciales e industriales se pagará entre el 1 de octubre y el 1 de diciembre. Los que tengan el cargo domiciliado, el desembolso se producirá el 23 de diciembre. Este cargo se cobra a los titulares de actividades económicas en un inmueble que se beneficia de la prestación del servicio municipal de recogida de residuos. Si la persona o empresa pueden acreditar que disponen de un servicio privado de recogida, el precio público no se cobrará.

El último de los impuestos que figura en la guía es la plusvalía, que se paga por la venta de un piso o por herencias. En caso de transacciones, los vecinos disponen de 30 días a partir de la fecha de la compraventa, mientras que en casos de herencia, los barceloneses pueden retrasar el pago hasta seis meses.

MÁS DE 3.000 MILLONES DE PRESUPUESTO

Los impuestos que los barceloneses tendrán que pagar este año no acaban aquí. Según Ciutadans, el desembolso medio por familia se incrementará unos 200 euros anuales. Entre los impuestos que no figuran en la guía del contribuye están la tasa de alcantarillado, que este año se incrementa de 15 a 24 euros, y una nueva tasa de recogida de residuos, que se empezará a pagar a partir del mes de mayo en la factura del agua, como la tasa del alcantarillado.

En el tríptico enviado a los barceloneses, junto al calendario de pago, el consistorio informa a qué se destinan los impuestos de los barceloneses, que suponen el 49% de los ingresos corrientes de la ciudad. El resto de entradas de dinero proviene, por ejemplo, de las transferencias de la Administración del Estado. De los más de 3.000 millones que tendrá de presupuesto, el Ayuntamiento destinará 1.031 millones a cohesión social y promoción económica, 525 a servicios de carácter general, 513 a vivienda y urbanismo, 437 a medio ambiente y servicios urbanos, 315 a seguridad y movilidad, y 186 a transporte.