El Ayuntamiento se adelanta y recrea como será su próxima "Navidad de diseño" que prometió a los barceloneses hace un año. El reto de Barcelona es crear un modelo propio e identitario a través de la iluminación navideña que refuerce su marca como "ciudad del diseño" a partir de este 2021.

Las nuevas instalaciones comenzarán a implantarse en tres ejes: Plaza Catalunya, Gran Via y la calle de Aragón. Además, la Ronda de Sant Pere se iluminará por primera vez mientras que la Via Laietana, la plaza de Urquinaona, el Paral·lel y los mercados mantendrán la iluminación que estrenaron el año pasado. La inversión en luces volverá a incrementar por segundo año consecutivo, pasando de 1.622.000 euros a 2.057.866 euros –un 24% más–.

Panorámica de la nueva iluminación de Barcelona para la próxima Navidad / ESTUDI ANTONI AROLA
Panorámica de la nueva iluminación de Barcelona para la próxima Navidad / ESTUDIO AROLA

IMÁGENES VIRTUALES 

El consistorio ha presentado este martes, 4 de mayo, las imágenes virtuales realizadas por el estudio Antoni Arola, ganador del concurso de diseño con unas "propuestas cercanas", que "parten de la mirada y de las vivencias de los ciudadanos en las calles". 

El área de Promoción Económica organizó el concurso porque el COVID había paralizado los intentos de innovar y mejorar el aspecto navideño de la Ciudad Condal. El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha explicado en una rueda de prensa telemática que todo el proceso permitirá que el montaje "se convierta en un nuevo icono" de la ciudad y mejorará la calidad de toda la instalación. 

Propuesta de iluminación de Navidad de la Gran Via / Estudio Arola
Propuesta de iluminación de Navidad de la Gran Via / ESTUDIO AROLA

TRES PILARES ESTÉTICOS 

La nueva iluminación girará en torno a tres pilares estéticos que se plasmarán en los tres ejes principales. Según ha explicado Collboni, se ha trabajado con las entidades de comercio y profesionales de diseño para que las propuestas "tengan consistencia visual con la identidad de la ciudad". 

El Estudi Antoni Arola ha fijado que la plaza de Catalunya será la "zona cero", al ser "un punto que explota y hace latir a la ciudad". Por ello, quieren que la plaza represente la "escala humana" mientras que la Gran Via se interpreta como un punto de "diálogo con las calles" y representará el "confort social". Por su parte, la calle de Aragó representará la "idea del cambio" y "la magia del futuro".  

RECUPERACIÓN DEL COMERCIO

Collboni mantiene que la nueva imagen navideña de la ciudad es una "herramienta clave" para recuperar la vida comercial de la ciudad durante las fiestas y, a su vez, que las luces son "una de las principales demandas" del sector durante esas fechas. 

Como ya hizo el año pasado, el consistorio será quien contrate la instalación de las luces en lugar de hacerlo las asociaciones de comerciantes. Las entidades no tendrán que avanzar el dinero, sino que aportarán su parte cuando finalice el montaje. Además, el Ayuntamiento ha anunciado que se pondrá en marcha la convocatoria de subvenciones para la iluminación a través de las cuales financiarán una parte de la ornamentación. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.