L’Hospitalet de Llobregat registró este fin de semana pasado un brote de coronavirus con más de cien casos detectados, algunos de ellos en una residencia de ancianos. La alcaldesa del municipio, Núria Marín, aseguró estar “preocupada” por el aumento de contagios pero el presidente de la Generalitat, Quim Torra, no prevé “en absoluto” perimetrar la población del área metropolitana.

RESTRICCIONES

Este lunes, por contra, desde la segunda ciudad más poblada de Cataluña ya han indicado que se preparan para ordenar restricciones y evitar que los contagios “sigan creciendo”. Torra ha explicado que en las próximas horas se tomaran “medidas más exigentes” en dicha ciudad, donde preocupa especialmente la evolución de nuevos positivos, que se han triplicado en una semana.

La alcaldesa de la ciudad, Núria Marín, ha hecho un llamamiento a “extremar las precauciones” y tiene previsto reunirse con la Generalitat para decidir que medidas preventivas se deben tomar ante el brote.

CIERRAN LAS PISTAS DEPORTIVAS

Como ya avanzó este medio, el Ayuntamiento del municipio cerró el domingo pasado las pistas deportivas al aire libre para evitar contactos que faciliten la propagación del virus y este semana se creará un comité de seguimiento del rebrote.

Marín ha argumentado que, entretanto, el consistorio ha decidido cerrar instalaciones deportivas al aire libre en parques de la ciudad para evitar contactos, sobre todo entre los jóvenes que reúnen para jugar al baloncesto, y ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad para frenar la expansión del coronavirus.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.