Boceto del Hermitage donde se tenía que instalar en la bocana del puerto, en la Barceloneta / MA
Boceto del Hermitage donde se tenía que instalar en la bocana del puerto, en la Barceloneta / MA

El Hermitage pasa de Colau y solo acepta instalarse en el Port

El museo busca saber también el posicionamiento de la Autoridad Portuaria de Barcelona

Guardar
Actualizado: 29/01/2020 20:14 h.

Los impulsores del proyecto del Hermitage en Barcelona se muestran "sorprendidos" tras la negativa del Ayuntamiento de Barcelona a aceptar el Plan Especial de la Nueva Bocana del Puerto. Según aseguran, en todo momento han seguido "el proceso reglado" y "de la mano de las administraciones", siendo partícipe el Ayuntamiento tanto de forma directa como indirecta en el mismo.

Hermitage Barcelona, en un comunicado hecho público este miércoles, afirma que "resta a la espera de recibir la resolución formal del Ayuntamiento de Barcelona para conocer el contenido y motivación de la misma así como del que resuelva la Autoridad Portuaria de Barcelona", que es la propietaria de la parcela donde se prevé la ubicación del futuro Hermitage en Barcelona y que es la promotora del Plan Especial de Nueva Bocana.

EL GOBIERNO LO APROBÓ EN 2018

En este sentido, el museo destaca que la tercera modificación en el Plan Especial de la Nueva Bocana del Puerto se aprobó en el Pleno Municipal de abril de 2018 "con los votos a favor del Gobierno municipal", además de los de JxCAT, Cs, ERC, PSC, PP y el regidor no adscrito, Gerard Ardanuy.

Este planeamiento urbanístico, trabajado conjuntamente con el Puerto de Barcelona durando meses, parecía que "daba el visto bueno al uso cultural e incluía un informe de movilidad que validaba cualquier de los usos del plan, tanto comerciales como culturales", afirman.

PASAN DEL INFORME

Concretamente, según sostienen desde el museo, el informe decía que “la movilidad generada por el museo Hermitage de Barcelona será inferior a la movilidad generada por una actividad comercial atendiendo a los visitantes generados por museos de la misma magnitud y a las previsiones de los promotores” para acabar con la conclusión que “las diferentes redes de movilidad están debidamente adaptadas para absorber el nuevo flujo de movilidad que generará el cambio de usos”.

Este informe fue redactado por Intra, la misma empresa que ahora ha redactado el documento de movilidad presentado por los tenientes de alcalde de Barcelona. Hermitage asegura que las conclusiones de dicho texto "no indican que la implantación del museo sea desfavorable".

EL MUSEO COMO ELEMENTO DE COHESIÓN

Hermitage Barcelona reitera el compromiso de desarrollar el proyecto de museo en la Nueva Bocana. También asegura que la voluntad es "sumar" para que el futuro equipamiento cultural sea "un elemento de cohesión que aporte en la ciudad".

Los impulsores creen "firmemente" que el proyecto aportará un impulso económico en la ciudad, "ejerciendo de polo dinamizador de su entorno". También indican que "creará sinergias con el ecosistema museístico, cultural y educativo de la ciudad". Todo ello, con el objetivo de "dejar un legado relevante y de valor para Barcelona".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.