ARCHIVADO EN:

Luz Guilarte (Barcelona, 1971) es licenciada en Ciencias Políticas y Sociología. La regidora de Ciutadans habla cinco idiomas y ha trabajado en empresas del ámbito económico y financiero tanto en España como en el extranjero. Durante el último año y medio, Guilarte ha sido diputada del partido naranja en el Parlament, donde accedió tras las elecciones autonómicas de diciembre de 2017. El pasado 8 de marzo fue presentada, por sorpresa, como la número 2 de la lista Barcelona pel Canvi-Ciutadans que comandaba Manuel Valls.

Collboni y Colau repiten coalición de gobierno pese a la ruptura de noviembre de 2017. ¿Piensa que acabarán el mandato?

Las divergencias entre ellos son importantes. Probablemente acabarán igual. La inestabilidad va a ser la tónica general durante todo el mandato. Ya veremos qué hacen, pero en principio no apunta bien.

El gobierno municipal está a punto de presentarles la propuesta inicial de los presupuestos para 2020. ¿Qué tienen que incluir para que Ciutadans los apoye?

Para que nosotros los apoyemos, el gobierno debería dejar de subvencionar a entidades afines de Colau y dedicar dinero, por ejemplo, a más medios para la Guardia Urbana o para la seguridad ciudadana. Los agentes necesitan cámaras unipersonales en sus uniformes, hay que instalar cámaras en zonas conflictivas, hay que hacer campañas de civismo... Si se cumplen una serie de medidas como las citadas o ayudar a la promoción económica, podríamos apoyar los presupuestos. Hasta ahora al comercio se le ha criminalizado. Se le ha puesto todo tipo de trabas. Si vemos que hay unos presupuestos para la seguridad y para el desarrollo económico de la ciudad, estaremos encantados de hablar con el gobierno de ellos.

"Si vemos que hay unos presupuestos para la seguridad y para el desarrollo económico de la ciudad, estaremos encantados de hablar con el gobierno de ellos"

¿Cuáles son las prioridades de Ciudadanos para este mandato?

Seguridad, urbanismo..., aunque el tema de la vivienda es uno de los agujeros de Colau. Prometió mucho y no ha hecho nada. Hay que poner en marcha la relación público-privada en el ámbito de la vivienda. También creemos que es importante apostar por la promoción económica y redefinir la gestión del turismo. Hay que redefinir el modelo e intentar que venga un turismo de calidad.

Luz Guilarte, la azotea del Ayuntamiento de Barcelona / LENA PRIETO
Luz Guilarte, en la azotea del Ayuntamiento de Barcelona / LENA PRIETO

Prosiga...

Otra prioridad es la adecuación de muchos espacios de la ciudad que están muy dejados. La limpieza, la seguridad, la vivienda son muy importantes para nosotros. También hay que combatir las desigualdades sociales. En Barcelona hay más desigualdades ahora de las que había anteriormente. Y a nivel de sostenibilidad medioambiental lo único que se está haciendo es poner trabas y parches. Creemos que hay que hacer una política a más largo plazo, a 20 años.

¿Ciudadanos se equivocó al apostar por Manuel Valls como candidato a las elecciones municipales?

No. Nosotros pusimos al servicio del señor Valls nuestros recursos, nuestra confianza, nuestra marca, nuestro programa... y el señor Valls tomó una decisión desleal. Para el buen funcionamiento de una colación hace falta confianza mutua y ésta se rompió. Ciudadanos, a día de hoy, tiene grupo propio, proyecto propio, el mismo que había antes. El señor Valls ya nos queda lejos.

¿En qué momento Valls les planteó votar a favor de la investidura de Colau?

Cuando lo dice públicamente a la prensa. Nosotros habíamos habilitado dentro del partido una serie de órganos destinados a tomar decisiones de gran impacto como pueden ser la investidura de un alcalde. Esos mecanismos no se utilizaron debidamente por parte del señor Valls y Ciudadanos siempre dijo que no investiría a Colau.

"Estamos encantados de que el señor Corbacho decidiera unirse a Ciudadanos de forma propia y voluntaria. Es una persona con un gran valor en el ámbito municipal"

Valls, Eva Parera y Celestino Corbacho votaron a favor de la investidura de Colau. Dos días después, curiosamente, Corbacho rompió con Valls. Lo lógico hubiera sido que su voto hubiera sido contrario.

Esto se lo tendrán que preguntar al señor Corbacho, pero nosotros estamos encantados de que el señor Corbacho decidiera unirse a Ciudadanos de forma propia y voluntaria. Es una persona con un gran valor en el ámbito municipal.

¿Qué hay que hacer con el Plan Especial de Alojamientos Turísticos, conocido como el PEUAT?

Hay que revisarlo de arriba a abajo. Se hizo con prisas, se hizo mal y se hizo sin contar con el sector. Para hacer un plan de estas características se tenía que haber hablado con los afectados y después ver qué medidas se tenían que tomar. El PEUAT se hizo únicamente pensando en prohibir y sancionar. Hay que facilitar un equilibrio entre los alojamientos turísticos y la convivencia en la ciudad.

"Hay que revisar el PEUAT de arriba a abajo. Se hizo con prisas, se hizo mal y se hizo sin contar con el sector" 

¿Entonces plantean revisar el PEUAT y no derogarlo?

Planteamos una revisión de arriba a abajo, entera. Cada vez que el gobierno municipal hace algo, la justicia lo tumba, si no de manera total, sí parcialmente. Es un coste más que tiene que pagar la ciudadanía. Esa falta de previsión y no tener en cuenta que se está despilfarrando dinero público también nos preocupa. Lo que hay que hacer es una revisión total teniendo en cuenta a todos los agentes implicados.

¿Qué opina de los pisos contenedores de Colau?

Lo que falta es criterio. La política de vivienda municipal no puede ser los contenedores. Colau ha optado por los contenedores como una solución permanente y no temporal. Ya lo hemos visto en los colegios por parte de la Generalitat y ahora los vemos a nivel de vivienda por parte de Colau. Creemos que la ciudadanía merece unas viviendas dignas. Esa solución, en el norte de Europa, se ha hecho para dos años, y aquí se pretende que esas personas estén en los contenedores cinco años. Eso no es una vivienda digna. Eso es una extravagancia más y una muestra más de la falta de políticas para solucionar un problema importante de la ciudad.

"Para nosotros el top manta, sobre todo, es un problema de seguridad, supone una ocupación del espacio público"

¿El top manta es sobre todo un problema policial?

Para nosotros el top manta, sobre todo, es un problema de seguridad. Es un problema de seguridad porque supone una ocupación del espacio público. Detrás del top manta, además, aunque Colau tenga una actitud permisiva y populista, hay mafias que se aprovechan de esas personas. Vienen aquí atraídas por una esperanza de mejora y se encuentra en manos de mafias. Las mafias, en Barcelona, están tremendamente cómodas gracias a la señora Colau.

El independentismo parece que va a la baja en Barcelona. En la manifestación de la Diada han ido 400.000 personas menos y en las pasadas elecciones, el independentismo sacó tres regidores menos, solo 15 de 41. ¿Puede ser Barcelona la solución al procés?

Nosotros nos presentamos en las elecciones municipales para que Barcelona fuera una ciudad constitucionalista, una ciudad abierta y cosmopolita. Entendemos que Barcelona es ese bastión y eso es lo que nosotros representamos en este Ayuntamiento. Para nosotros, Barcelona tiene que ser una ciudad que respete las leyes. Barcelona tiene que acoger pero debe hacerlo de forma ordenada. Tiene que recuperar ese aire de capitalidad europea. El independentismo como fórmula está agotado. Para muchos se ha convertido en un modus vivendi. La única forma de mantener vivo el procés es seguir ahondando en la confrontación. Barcelona debería estar desprovista de esa capa de retroceso y sectarismo.

Luz Guilarte, durante la entrevista / LENA PRIETO
Luz Guilarte, durante la entrevista / LENA PRIETO

¿Sin Pisarello y Asens, Colau es menos independentista?

Colau es independentista de cabo a rabo. Maragall y ella son las dos caras de la misma moneda. El problema que tenemos es que Collboni tiene tres días a la semana de constitucionalista y otros días más de connivencia con el independentismo. A Colau ya la teníamos calada. Siempre que es para crear discordia, Colau siempre está al lado del independentismo.

"Sería muy bueno que Barcelona pudiera aspirar a unos Juegos Olímpicos, pero ahora no son una prioridad. En las condiciones que está Barcelona hay que priorizar otras políticas" 

¿Ciutadans quiere otros Juegos Olímpicos en Barcelona?

Sería muy bueno que Barcelona pudiera aspirar a unos Juegos Olímpicos, pero ahora no son una prioridad. En las condiciones que está Barcelona hay que priorizar otras políticas. Hasta que Barcelona no sea una ciudad segura, que recupere su esplendor, con unas infraestructuras, como el corredor del Mediterráneo o la L9 del metro acabada, no puede aspirar a un acontecimiento de esas características. El Paral·lel, por ejemplo, es un eje muy dejado, que podría tener un potencial fantástico en la línea de la Gran Vía madrileña. Hasta que no haya una planificación real y realista de todos esos ámbitos será muy dificil que podamos albergar unos JJOO. 

¿En qué se parece y se diferencia usted de Carina Mejías?

Somos personas distintas. Probablemente, nuestra forma de hacer no será la misma. Pero defendemos el mismo programa y agradezco mucho la labor que hizo ella y todo el equipo durante el mandato pasado. Sentaron las bases para que nosotros ahora podamos hacer nuestra labor. Seguimos la misma línea. Creo que tiene que haber una consolidación de todo el trabajo hecho. Esa es mi intención y voluntad.

"Lorena Roldán es nuestra candidata. Es una persona con mucho ímpetu, muy preparada. Creo que es el relevo natural de Inés Arrimadas"

Tras la marcha de Inés Arrimadas a Madrid, el liderazgo de Ciudadanos en Cataluña pasa por Lorena Roldán?

Lorena es nuestra candidata. Es una persona con mucho ímpetu, muy preparada. Creo que es un relevo natural. En Ciudadanos hay mucho talento y lo que está haciendo es emerger. Los compañeros que han ido a Madrid ha sido porque ha habido esa necesidad de expandirse y de ir formando equipos más potentes y consolidados.

Usted era diputada en el Parlament, ahora lleva tres meses en el Ayuntamiento, ¿qué diferencias encuentra entre ambas administraciones?

Cuando llegue al Parlament me encontré con un Parlament bloqueado, con unas fuerzas independentistas que no querían gobernar. Eso es muy frustrante, sobre todo para las personas que venimos del ámbito de la gestión. La ideología independentista se lo come todo. Desde el consistorio lo que más me ilusiona y me gusta es la proximidad, la cercanía con la gente. Te da la oportunidad de hacer cosas que más adelante, quizá, podrás implementar.